Una lecciónde estilo

Parece que los coetáneos de Elvis Costello que dieron cuerpo a la new wave dotándola de buenas canciones viven una segunda juventud. Junto a los brillantes discos de Graham Parker o Nick Lowe, ahora Joe Jackson nos entrega un disco que conjuga deliciosamente sus dos vertientes. El vigoroso creador de canciones pop con ingenio y el músico de querencia orquestal enamorado del hot jazz. El ardor de Look sharp! o I'm the man con la sofisticación de Night & Day o Jumping jive. Si tiene que existir eso que se llama pop para adultos, que sea esto, por favor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios