El legado de la Casa del Chapiz traza un recorrido por su historia

  • La Fundación de Estudios Árabes organiza una exposición que describe el edificio que alberga su sede, en el marco de la celebración de su 75 aniversario

El Museo Casa de lo s Tiros inauguró ayer una exposición de fotografías, grabados, mapas y bocetos que trazan un viaje a través de la historia de las Casas del Chapiz. Con motivo del 75 aniversario de la Fundación de la Escuela de Estudios Árabes incluyen en su programación de actividades culturales la muestra 75 Casas del Chapiz con la que se da a conocer sus inicios, la restauración, su situación actual y los acontecimientos que se han producido en el edificio que alberga la sede de la Escuela de Estudios Árabes de Granada.

Un recorrido cronológico realizado por Antonio Orihuela, de la EEA, y José Tito Rojo, de la Universidad de Granada, ambos comisarios de la muestra, detalla los inicios y construcción del edificio la Casa o Casas del Chapiz, que constituyen el conjunto residencial morisco más importante de los conservados en Granada. Tras múltiples usos y acontecimientos llegaron al siglo XX en estado semirruinoso. En 1919 fueron declaradas Monumento Nacional y adquiridas por el Estado en 1929, siendo salvadas por la restauración dirigida por el arquitecto Leopoldo Torres Balbás, terminada en 1932.

En los últimos doscientos años la Casa del Chapiz fue visitada por destacados dibujantes, pintores y fotógrafos que dejaron constancia gráfica de los múltiples cambios y vicisitudes ocurridas. Existe abundante documentación gráfica producida desde el siglo XVI hasta la actualidad. En la muestra se incluye desde un plano datado en 1595, el documento más antiguo que recoge la muestra, hasta imágenes, fotografías y grabados de autores como Torres Balbás, Jean Laurent e incluso Federico García Lorca.

Asimismo se pueden observar croquis y planos que describen la restauración a través de los proyectos que se llevaron a cabo en la década de los años 30. La segunda sala de la exposición da paso así a una definición del entorno del edificio con los croquis de Gallego Burín y García Gómez, así como planos del Generalife.

El espacio principal de la exposición, que recorre cronológicamente desde 1833 a 1995, cuenta con grabados románticos e históricos que permiten un acercamiento al entorno con piezas como una grabado de John Lewis, La ventana, del que además han incluido una reproducción a tamaño original en la muestra. En la sala también se pueden apreciar imágenes en blanco y negro de Rioboó, Prieto-Moreno, del Conde de Lipa, Wilson-Brown, Masson o Valentine. Para completar la exposición, se ha editado un catálogo que incluye una miscelánea de textos facsímiles de descripciones antiguas y la documentación gráfica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios