Un libro recupera la historia del militar que salvó la Alhambra

  • 'Granada de leyenda', del gaditano Manuel Lauriño, narra las hazañas del Cabo de Inválidos que evitó que las tropas napoleónicas volasen el recinto monumental

El escritor gaditano Manuel Lauriño ha recuperado en un libro las leyendas e historias más pintorescas de Granada, entre ellas la de un cabo del cuerpo de Los Inválidos José García que, al término de la Guerra de la Independencia, impidió que las tropas francesas hicieran saltar por los aires la Alhambra.

Granada de leyenda, publicada por la Editorial Almuzara, reúne en trece capítulos las historias granadinas que más han captado la atención de Lauriño, quien se ha convertido en un experto en la recuperación de leyendas andaluzas, de lo que dan fe sus anteriores libros Andalucía de leyenda, Málaga de leyenda o Luces e historias de Triana: nuevas historias entre dos orillas, entre otros.

Según explicó el autor, este libro es "fruto del deslumbramiento que me produjo, de joven, Granada, cuando la visité por primera vez", y de una serie de libros y documentación histórica sobre la ciudad y su provincia que fueron cayendo en sus manos como resultado de ese deslumbramiento inicial.

Entre ellas, destaca la historia real de un cabo de Los Inválidos, un cuerpo que existió en Granada en el siglo XIX que absorbía a todos aquellos militares que quedaban inválidos por la Guerra de la Independencia, a quienes se les encomendaba misiones de vigilancia.

Bajo el título de Cabo de Inválidos, este capítulo narra cómo, al término de la Guerra de la Independencia, las tropas francesas minaron toda la Alhambra y, antes de retirarse definitivamente, colocaron una mecha para, cuando estuvieran lo suficientemente alejados y fuera de peligro, prenderla y que saltara por los aires.

La intervención de este cabo, a quien le faltaba una mano y que, a costa de su vida, se arrastró y quitó la mecha, evitando la explosión de la Alhambra, ha hecho posible que "hoy todavía podamos disfrutar de ella", relató Lauriño.

Otras pintorescas leyendas son Jaque al rey, que narra la historia de un rey nazarí que usurpa el trono a su hermano en una interminable partida de ajedrez, o El vengativo señor de Zafra, que recupera la historia de un gobernador, nombrado por los Reyes Católicos, que emparedó a su hija "por razones de amoríos". El libro también incluye un capítulo sobre el paradero de los huesos del Gran Capitán, una "incógnita", según el escritor, a pesar de que muchos que piensan que descansan en el Monasterio de San Jerónimo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios