Una lluvia de 'abrazos', 'besos' y 'sonrisas' en el Día del Español

  • El Instituto Cervantes celebra la riqueza de un idioma que hablan en el mundo 450 millones de personas.

La madrileña calle de Alcalá se ha visto este sábado inundada con una espectacular lluvia de palabras como abrazo, beso, sonrisa, fiesta, chévere y añoranza, con la que el Instituto Cervantes ha querido celebrar el Día del Español, ese idioma que hablan en el mundo 450 millones de personas. 

"Son palabras para vivir, palabras para amar, para construir la amistad, para trabajar por un mundo mejor y más habitable", decía la directora del Cervantes, Carmen Caffarel, ante el numeroso público que se había concentrado frente a la sede central del Instituto, para asistir a los diferentes actos programados en Madrid, muy similares a los que están teniendo lugar en los más de sesenta centros del Cervantes repartidos por el mundo. Era la fiesta de la palabra, pero Caffarel comenzó su intervención pidiendo un minuto de silencio "por la paz y la convivencia y contra el terrorismo", en homenaje a Eduardo Antonio Puelles García, el inspector de policía asesinado ayer en Vizcaya. Después de ese nuevo atentado de ETA, Caffarel subrayó tres palabras que cobran una especial significación tras un hecho tan "dramático": paz, solidaridad y libertad

Acompañada por la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, por Diego López Garrido, secretario de Estado para la Unión Europea, y por Rosa Conde, directora de la Fundación Carolina, Caffarel comenzó su pregón con unos versos en los que Neruda "canta al poder de las palabras, al poder de la poesía escrita en español, al valor de la lengua de 450 millones de hombres y mujeres en 21 países". "Yo escribí cinco versos:/ uno verde,/ otro era un pan redondo,/ el tercero una casa levantándose,/ el cuarto era un anillo, el quinto verso era/ corto como un relámpago/ y al escribirlo/ me dejó en la razón su quemadura", escribió el gran poeta chileno en una de sus Odas elementales. Unos versos que le dieron pie a Caffarel para celebrar, junto con las comunidades hispanohablantes, la mayoría de edad del Instituto Cervantes que, tras 18 años de difundir el español por todo el mundo, y la cultura en este idioma, quiere festejarlo cada año con el Día del Español. 

Caffarel citó también al poeta Ángel González ("Habrá palabras nuevas para la nueva historia y/ es preciso encontrarlas antes de que sea tarde"), para animar a continuación a los asistentes a que "busquen" sus palabras y las escriban, por ejemplo, en ese poema gigante que comenzaba en la puerta del Instituto Cervantes y continuaba por la calle de Alcalá hasta la plaza de Cibeles. 

Las mismas palabras que, en bocadillos de grandes dimensiones decoraban la fachada del Cervantes son las que luego formaron parte de la lluvia, lanzadas por cañones de aire comprimido. El público se dejó mojar también por voces como amor, bailar, chocolate y hola. Palabras todas ellas que forman parte de las votadas por internautas de todo el mundo en la plataforma interactiva www.eldiae.es que, desde que se puso en marcha el pasado mes de mayo, ha superado el millón de páginas vistas. Han participado usuarios de 123 países. En esa página web los internautas han votado su palabra preferida y han compuesto un original Ficcionario con neologismos que aún no figuran en el Diccionario de la Real Academia Española. 

La palabra favorita más votada ha sido malevo, un argentinismo que, con distintas acepciones, se utiliza también en Bolivia y Uruguay y que significa, según el DRAE, "hombre matón y pendenciero que vivía en los arrabales de Buenos Aires", o bien "maleante, malhechor". Chapuza, albricias, malabarista, valentía, infamia, cariño, bregar, luz y delicia figuran a continuación de malevo, una palabra "de tango, preciosa", decía Caffarel, y que ha sido impulsada con fuerza en este concurso por el diario Clarín y la comunidad argentina. 

El Ficcionario lo ha ganado por goleada el término ambientólogo, con 715 votos, y que podría definir a los profesionales del Medio Ambiente o a los licenciados en  Ciencias Ambientales. Guarrindongui, progresí, lonchafinismo y pidigüili son los otros neologismos más votados por los internautas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios