La lucha por la existencia

  • En 2009 se celebra el Año Darwin: el bicentenario de su nacimiento y el 150 aniversario de la publicación del más célebre de sus libros, 'El origen de las especies'

Tardó veinte años en publicar una teoría que para los científicos de su época era el misterio entre los misterios. Charles Darwin fue apasionado y metódico, curioso y trabajador, concienzudo y comprometido con su tiempo. Comenzó a estudiar medicina por herencia familiar y no tuvo ningún problema en abandonarlo cuando vio que aquello no le interesaba. Coleccionaba escarabajos y estudiaba los animales y a los seres humanos, mirándolos y tratando de responder preguntas. A los 22 años decidió embarcarse en una aventura que le daría algunas respuestas. El Beagle fue el comienzo de su viaje.

El origen de las especies sigue hoy en marcha. Surgió en aguas polémicas -con el rechazo de los religiosos que temían el 'desplazamiento' de Dios- y aún hoy sigue con la duda de científicos que hablan de crisis en sus enunciados.

La cuestión es que el revuelo que causó llegó incluso a las botellas del conocido Anís del mono. En la España de 1872, el comerciante barcelonés Vicente Bosch rindió un homenaje al científico al diseñar una botella con una etiqueta en la que un mono con cara de hombre presentaba unas botellas sosteniendo un pergamino que decía: "Es el mejor. La Ciencia lo dijo y yo no miento". Una de estas botellas luce ahora en el Parque de las Ciencias con el debate de si la cara del primate era la de un fabricante de la competencia o la del propio Darwin.

Es lo de menos. La popularidad de su teoría no tiene competidor porque resulta que hablaba de algo que al ser humano le tocaba muy de cerca. ¿Fue Dios quien puso a cada uno en la tierra con características totalmente definidas -y cerradas- o fue otro mecanismo arbitraro y natural? Abierto. Ser consciente de aquella incógnita que dejaba al hombre en medio de una evolución inacabada suscitó los odios de muchos y la resignación de otros tantos.

Darwin no se equivocó cuando dijo: "Si, como creo, mi teoría fuera leída en el futuro, aunque sólo fuese por un crítico competente, supondrá un avance considerable en la ciencia".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios