La magia que cautivó y cultivó Unamuno

  • Hocus Pocus inaugura una exposición mágica de papiroflexia en el Centro de Exposiciones de CajaGranada

Doblar el papel sin usar tijeras ni pegamento para obtener figuras de formas variadas, muchas de las cuales tienen la calificación de esculturas, puede considerarse un arte, una ciencia o magia. Para el director del Hocus Pocus, el Mago Migue, la papiroflexia pertenece a este tercer grupo de actividades y por eso la exposición que acompaña al festival en la presente edición es una colección de casi cien figuras que son una muestra de lo más llamativo que se puede llegar a hacer con una hoja plegada.

Aunque el punto de partida es simple, un papel cuadrado o rectangular, los resultados pueden dejar con la boca abierta a niños y adultos. En el proceso hay una disciplina milenaria llamada papiroflexia o cocotología en español y origami si se utiliza el término nipón. En cualquier caso, las tres palabras significan una tradición que en este país se remonta al siglo XVII y se constituyó en una corriente autónoma muy específica que ha sido reconocida internacionalmente.

Uno de sus autores, Nicolás Gutiérrez, es el responsable de la delicada colección de esculturas que se exhiben desde ayer hasta el próximo 2 de diciembre en la sala de exposiciones de CajaGranada en Puerta Real.

Miembro de la Asociación Española de Papiroflexia y del Círculo Mágico Granadino, este especialista en doblar láminas ha recreado en papel esculturas y creaciones de artistas internacionales, entre los que figuran japoneses, americanos y españoles.

Para los no iniciados en los secretos de la papiroflexia, Nicolás Gutiérrez aclaró ayer en la presentación de la muestra que existen unos diagramas o plantillas que se utilizan para hacer las figuras, aunque los expertos también hacen sus propias creaciones que registran en libros y publicaciones sobre el tema.

Él, por ejemplo, para esta muestra mágica ha creado tres máscaras -un demonio, un fauno y un Fausto-. En el resto de los casos ha estado dando cuidadosa forma al papel según las instrucciones de otros maestros.

Alrededor de tres horas ha tardado en confeccionar cada una de las piezas de la muestra, en la que lleva trabajando desde abril.

Las obras, en su mayoría en color, recrean distintos ámbitos como el mundo de la fauna marina y de la sabana, insectos, seres mitológicos, dinosaurios o iconos de los dibujos animados, el cómic o el cine.

La pajarita, presente en la exposición, es una de las obras más representativas de la papiroflexia española y Miguel de Unamuno uno de sus principales precursores.

El escritor y filósofo, "figura esencial" en este arte, fue además el que propició el salto a Iberoamérica, según Gutiérrez.

Pero la papiroflexia más sofisticada procede quizá de la corriente oriental por las ventajas del fino papel de arroz y por el rápido uso que hicieron del color y los estampados en el papel.

La exposición se enmarca en la duodécima edición del festival, que cuenta este año con una programación centrada en la escultura con el objetivo de "dejar de piedra" al público.

El programa incluye artistas internacionales y actividades en la calle, teatros, salas y bares, según su director, para el que la papiroflexia es "un hecho mágico que estimula la imaginación de niños y grandes".

La colaboración de CajaGranada con la edición de este año del Hocus Pocus incluye también proyecciones de cine y magia en el Centro Cultural Memoria de Andalucía, según el responsable de Exposiciones Temporales de la entidad, Miguel Arjona.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios