De las manos de Alfredo a los pies de Ana

Músicos: Primera parte: Alfredo Lagos (guitarra); José Carrasco (percusión). Segunda parte: Ana Calí (baile); Antonio Campos y Juan Ángel Tirado (cante); Rubén Campos y Alfredo Mesa (guitarra); Miguel 'El Cheyenne' (percusión). Lugar: Corral del Carbón. Aforo: lleno. Fecha: jueves, 13 de agosto de 2009

De las manos de Alfredo Lagos a los pies de Ana Calí puedo hacer un largo viaje que se resume en el término virtuosismo. De la guitarra a los tacones, un círculo se cierra, dejando sus excelencias. Pero qué poquito faltó para tener la noche redonda, la velada sin fisuras, las cinco estrellas. El duende asomaba, pero tímidamente. Salía y se volvía a esconder.

No entiendo cómo teniendo una sonoridad impecable en el Corral del Carbón, con Juan Benavides en el pescante, que viene a ser uno de los mejores técnicos del país, hay artistas exclusivos que traen a su propio especialista para 'reajustar' lo que está perfectamente ajustado. El resultado era de prever. Acoples, suciedad, guitarrazos, estridencias. Las manos privilegiadas y sensibles de Alfredo Lagos perdieron brillo y, la rondeña sonó caótica. El viaje prosigue en el baile y se derrite en los pies, extremadamente limpios, de Ana Calí. Esta granadina es una bailaora de oficio que se entrega al cien por cien. Como diría el poeta "como si no hubiera otro día para bailar". Desde sus salidas hasta sus desplantes y escobillas vemos la totalidad de esta artista, a la que le bailan hasta los ojos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios