El modelador del acero

  • Richard Serra recibe la Orden de las Artes y las Letras de España por su "contribución a la difusión internacional de nuestra cultura"

El escultor estadounidense Richard Serra se convirtió ayer en el primer galardonado con la Orden de las Artes y las Letras de España, una distinción creada por el Ministerio de Cultura para reconocer la labor de difusión de la cultura y la imagen del país en el extranjero.

El Consejo de Ministros ha acordado conceder esta distinción a Serra como reconocimiento a su trayectoria profesional y a "su contribución a la difusión internacional de nuestra cultura, fomentando su mejor conocimiento y apreciación por los ciudadanos de otros países".

Nacido en San Francisco el 2 de noviembre de 1938, Richard Serra es fundamentalmente escultor y su obra se caracteriza por su relación vital y emocional con el metal, si bien su extensa producción abarca también otros géneros, como la obra gráfica y fílmica.

El trabajo más temprano de Serra era completamente abstracto; hecho de plomo fundido lanzado contra la pared de un estudio o de un espacio de la exposición, era un claro ejemplo del process art. Sin embargo, es mejor conocido por sus construcciones minimalistas de grandes rodillos y de hojas del acero corten. Muchos de estos pedazos son autosuficientes y acentúan el peso y la naturaleza de los materiales. Rollos del plomo se diseñan para ceder en un cierto plazo. Sus esculturas de acero en exteriores, llevan un proceso inicial de oxidación, pero después de 8 a 10 años, este color se mantiene relativamente estable.

La trayectoria de este artista está marcada por exposiciones en las más destacadas instituciones públicas y privadas, obras para espacios urbanos o en la naturaleza, participación en certámenes y bienales, y la presencia en los museos, centros y colecciones de arte contemporáneo más prestigiosos del mundo.

Serra presentó el pasado octubre en el Museo Guggenheim de Bilbao una nueva escultura de gran tonelaje, que se unió a las ocho de este artista que se exhibían ya en el centro de arte. En 2006 trascendió la desaparición de una de sus obras, Equal, una escultura formada por cuatro bloques de acero de 38 toneladas de peso perteneciente al Museo Reina Sofía.

Equal, por la que el museo pagó 36 millones de pesetas en 1987, fue exhibida en diversas ocasiones por el Reina Sofía, antes de ser depositada en 1990 en los almacenes de una empresa. Según la documentación del museo, la escultura estaba aún depositada en 1992, pero a partir de entonces se le perdió la pista. El artista y el museo alcanzaron después un acuerdo según el cual Serra repitió la obra para que el Reina Sofía pudiera volver a exhibirla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios