"No todo el mundo puede ser pintor y no todos están cualificados para ser políticos"

  • El delegado, profesor de Filosofía en excedencia en el Instituto Zaidín Vergeles, afirma que "en un futuro no muy lejando volveré a mis clases" mientras critica a los profesionales de la política

Comentarios 1

Presume de ser profesor de instituto. Impartió Filosofía y Ética en el Zaidín-Vergeles de Granada, donde fue director hasta 2006, momento en el que asumió el cargo de delegado de Cultura de la Junta. Pedro Benzal (Villaharta, 1953) asegura que no le queda mucho tiempo en política, que lo suyo es solo un paréntesis en su vida docente. "Llevo más de cuatro años como delegado de Cultura y no consigo educar a algunos del Ayuntamiento y que se lean la Ley de Patrimonio", dice con tono de maestro.

-El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, le acusó de "prevaricar" al ampliar la protección BIC a la Fuente de las Batallas. Dice que su intención es interferir en la vida municipal, concretamente en el chiringuito que piensa ubicar allí. ¿Es el resumen de su relación con el Ayuntamiento desde 2006?

-En la política no todo vale. Mi profesión es profesor de Filosofía de instituto y estoy de acuerdo con la fiscal provincial que decía que la política tiene que resolver las diferencias mediante el diálogo. Además, el alcalde no sabe ni utilizar el lenguaje al acusarme de prevaricar. En política es necesaria una poquita de formación intelectual, profesional y humana. No todo el mundo puede ser pintor y no todo el mundo está cualificado para ser político. En ocasiones te encuentras con gente que desconoce los procedimientos administrativos, los plazos de los proyectos, los trámites que están reglados... El Ayuntamiento traslada a la opinión pública que hay un capricho arbitrario y que hacemos lo que nos da la gana, y es un error. La política deber ser algo noble y el problema es que hay gente que lleva muchísimo tiempo en cargos políticos y ha perdido el contacto con la realidad.

-¿Se refiere a los políticos profesionales?

-Mire, yo tengo 30 años como funcionario de Educación, profesión de la que estoy enamorado, y he tenido dos paréntesis: del 96 al 2000, que estuve cuatro años en el Parlamento, y en el que estoy ahora como delegado. En un futuro no muy lejano volveré a mis clases, pero otra gente cree que la política es un modus vivendi permanente. Yo echo en falta que la gente joven se implique en la política, y para eso es necesario que los que no son tan jóvenes dejen paso.

-En el último año, hasta en citas que siempre han tenido pleno consenso como la Feria del Libro o el Festival de Música y Danza están teniendo sus polémicos internas entre instituciones...

-Están los tiempos políticos electorales, que ponen muy nerviosos a aquellos que solo pueden vivir exclusivamente de la política. ¿Qué hace esto? Que están dispuestos a cualquier cosa para aniquilar al adversario político, como la mentira y la calumnia. A los jóvenes que se quieran dedicar a la política les recomiendo que tengan su profesión primero y que se impliquen en el servicio a la sociedad, pero por un tiempo.

-Como delegado de Cultura aparece día sí día también en los medios por asuntos relacionado con el Urbanismo que rozan con la Ley de Patrimonio. El penúltimo tema ha sido la declaración BIC del entorno de Puerta Real, pero ha habido muchísimos más casos como el de la reforma del Paseo del Salón.

-Somos una de las consejerías de menos presupuesto pero muy vistosa a nivel social, con la reciente presentación por ejemplo del ciclo Lorca en el Generalife con Eva Yerbabuena. Luego hay una parte dura que es hacer cumplir la Ley de Patrimonio. Yo no tengo ningún problema personal con el alcalde de Granada ni el concejal de Cultura, que siempre se mete en estos temas. El concepto del patrimonio que tiene el Ayuntamiento nos causa problemas permanentemente. Si nosotros declaramos BIC una zona ellos creen que los estás persiguiendo, cuando en cualquier municipio de Andalucía hacen una fiesta. Por ejemplo, el alcalde de Purullena insiste en que declaremos BIC su iglesia. Y en Granada, cuando aplicamos el entorno BIC de Bibataubín, en vez de seguir un procedimiento administrativo y hacer una alegación, el señor Torres Hurtado nos amenaza con los tribunales o nos acusa de delitos de prevaricación. Estamos ajustando los entornos a los BIC como hemos hecho ya con el castillo de La Calahorra o el de Salobreña, por ejemplo. En el caso de la declaración BIC de los jardines del Paseo del Salón, momento en el que yo no estaba todavía, creían que eso iba a impedir hacer obras en los jardines. Pues no, han podido hasta gastarse 4 millones del Plan E de Zapatero, pero esta declaración ha permitido que no cambien la fisonomía del Salón.

-¿Qué significa en la práctica la declaración BIC de la Fuente de las Batallas y cómo puede repercutir en la discutida estatua a José Antonio Primo de Rivera?

-La Fuente de las Batallas es entorno de BIC, lo que quiere decir que cualquier actuación que se haga allí tiene que autorizarla la Comisión de Patrimonio. La estatua dedicada a José Antonio ya formaba parte del entorno BIC de los Jardines del Salón, y a ese monumento no se le dio nivel de protección porque se entendía que era un elemento discordante. Eso quiere decir que no se le obliga al Ayuntamiento a que lo retire, pero que si lo hace aplaudiremos su retirada porque no es normal tener ahí un monumento franquista en pleno siglo XXI. La estatua debería estar en un museo, ser visible, pero no ser un ejemplo público. Los técnicos de la Delegación de Cultura me hicieron un informe sobre el monumento a José Antonio y no cumplía ninguno de los tres requisitos que debe cumplir un bien estas características. Este tema está judicializado, está en la Fiscalía, nos han pedido informes y nosotros lo hemos hecho.

-El Ayuntamiento presentó recientemente un proyecto con desempleados para limpiar los grafitis de la ciudad. ¿Pueden intervenir en el Albaicín?

-El Albaicín, que es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, está hecho unos zorros. Por eso me preocupa porque cuando piden competencias en la Alhambra, porque si algo que tienen encomendado como el Albaicín está hecho un desastre... El alcalde tiene además ideas tan felices como montar elementos mecánicos en la Alhambra. La señora Marifrán Carazo presentó a unas personas que tienen la desgracia de estar en el paro, pero no se les puede decir que con un cursillo acelerado están capacitado para intervenir en el patrimonio. Yo he pedido presupuesto porque vamos a limpiar la fachada del Palacio de Dar al-Horra y los presupuestos que me han dado me tienen asustado, porque sale en torno a los 60.000 euros. A la hora de limpiar un monumento BIC no puede intervenir una persona que no esté cualificada. No es irse al Mercadona, comprar cuatro productos y ponerse a limpiar. No se puede limpiar un BIC sin un proyecto de intervención. Por eso, cuando uno no conoce sus competencias, piensa que la Junta se entromete.

-En cuanto a las obras del metro, desde el Ayuntamiento se denuncia la agilidad con la que se han tramitado los hallazgos arqueológicos que han ido apareciendo. Insisten en un doble rasero de Patrimonio según quien sea el responsable de las obras...

-Lo que pasa es que sabemos nuestras competencias y estamos organizados. Las obras del metro son de la Consejería de Obras Públicas, pero desde Cultura éramos conscientes de que iban a aparecer restos arqueológicos. ¿Qué he hecho como delegado? Asignar un equipo como responsable de estas obras. Además ha habido lealtad con la empresa que hace las obras, con lo que cero problemas. ¿Qué nos sucede con el Ayuntamiento? Que hace obras, como las de la calle Ganivet, que tenemos que aprobar nosotros y nos enteramos tres días después de que han empezado las obras. Llevo cuatro años legalizándole obras al señor Torres Hurtado, legalizándolas porque eran ilegales.

-¿Y las obras de los Miradores del Albaicín?

-Es una obra de la Fundación Albaicín, que depende del Ayuntamiento de Granada. No se puede empezar esta obra sin que la Comisión Provincial de Patrimonio conozca el proyecto. En un barrio protegido por la Unesco. Si hubiésemos querido montar un pollo podríamos haber puesto en riesgo la protección de la Unesco al Albaicín. ¿Qué hemos hecho? Mandar por enésima vez una carta al alcalde recordándole que tiene que mandar los proyectos. A los tres días lo tuvimos en la Comisión.

-Paulino Plata asumió recientemente la presidencia de la OCG. ¿Qué significa en la práctica que el Ayuntamiento haya votado en contra de los presupuestos este año?

-La presidencia es rotatoria. El alcalde ha tenido usurpada la presidencia del la OCG hasta hace un mes, quizás porque la orquesta cumplía 20 años y él seguramente buscaba la foto en los actos de celebración. La OCG es una prioridad de la Consejería de Cultura y es la que sustenta a la orquesta, aunque ahora el Ayuntamiento se quiera equiparar poniendo cifras a la sede. Deben 800.000 euros mientras Junta y Diputación están al día en los pagos. Y tienen la desfachatez de votar en contra de los presupuestos de la OCG.

-Luis Gibert, el hijo del descubridor de los yacimientos de Orce, presentó su proyecto de excavación para la siguiente campaña en Diputación. Pero el cacareado plan director sigue sin presentarse...

- Luis Gibert ha llevado su proyecto a la delegación de Cultura y lo presentó donde consideró oportuno. No hay problema alguno con eso. El Plan Director está terminado pero está a la espera de que los yacimientos se declaren BIC, algo que está en trámite administrativo. Con todo, estamos orgullosos porque este año ya ha habido excavaciones en Fuente Nueva 3.

-¿El Teatro de la Ópera se ha convertido en un 'jardín'?

-El consejero ha tenido la valentía de decir que era un proyecto complejo por la situación económica. A continuación, ha buscado una solución, que es ver su viabilidad a través de una actuación público-privada. A día de hoy, la única administración que ha puesto euros es la Junta. Juan García Montero tuvo la desfachatez de hacer una rueda de prensa en el solar destinado al Teatro de la Ópera, pero ese solar no cumple con la Ley de Solares porque tiene que estar vallado como exige la normativa. Es otra vez la ignorancia administrativa.

-¿Y el Centro Lorca? ¿Asumen que se les pueda acusar de agravio comparativo?

-Aquí no hay estrategia de nadie para retrasar las obras y que no se inauguren antes de las elecciones. Estamos trabajando para buscar la mejor solución posible. Es una cuestión en la que está implicado directamente el consejero. Pero en este caso, de nuevo, es la Junta la que ha puesto euros sobre la mesa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios