"La música es lo más íntimo de mí"

  • El ex cantante de Supertramp actúa esta noche en el Coliseo de Atarfe dentro de su gira española

Su música amansó muchos corazones y está clavada en la adolescencia de toda una generación. Canciones como Give a little bit, Dreamer, Logical song o Breakfast in América, sólo por mencionar unas cuantas, siguen absolutamente vigentes treinta años después de haber sido compuestas. Su autor, Roger Hodgson, ex miembro de Supertramp, las interpretará esta noche, a las 22.30 horas, en el Coliseo de Atarfe. Muchos vibrarán escuchándolas de nuevo.

-¿Qué significó Supertramp para usted?

-Obviamente, fue un periodo fantástico de mi vida, y una experiencia excitante y maravillosa por la que pasé a lo largo de 14 años. He escrito muchas, muchísimas canciones a lo largo de mi vida y algunas de ellas las grabé con Supertramp. Aún hoy las sigo cantando en mis conciertos. Dejé Supertramp para aprender a ser padre y para estar con mis hijos mientras crecían.

-¿Por qué ha decidido regresar a los escenarios después de tanto tiempo?

-Bueno, los fans aún siguen pidiéndome que interprete en directo mis canciones de éxito más clásicas y ahora que mis hijos han crecido me hace feliz salir a tocar de nuevo. Al regresar a la música y a las giras considero que soy esencialmente un compositor y un cantante. Me encantan mis canciones y disfruto mucho cantándolas más incluso ahora que antes. Los fans que deseen verme en directo pueden visitar mi página web www.RogerHodgson.com (no Supertramp) para ver el calendario de mis actuaciones.

-¿Qué trata de expresar a través de su música y de sus canciones?

-Para mí la música es el alimento del alma. Es alimento para el corazón y para el alma, y una manera de expresar lo más íntimo de uno mismo, la pasión. Cuando escucho una canción, o una letra, o una melodía que realmente me llega y me conmueve, creo es lo que siempre siempre he querido recibir de la música . Pienso que es lo que todo el mundo desea de la música: quieren ser conmovidos o sentirse emocionados o verse arrancados de sus asientos para echarse a bailar. La música es una energía poderosa y muy liberadora, un potencial al que siento que sólo hemos rascado un poco en la superficie. La música fue siempre la forma de expresar lo más profundo de mí. Cuando no encontraba a alguien con quien hablar, o sentía que nadie me entendía, solía poner mis sentimientos, mis preguntas, mi búsqueda del sentido de la vida, mi búsqueda de Dios, mi búsqueda del amor, de la verdad, mi búsqueda de algo que tuviera sentido para mí, en canciones, y creo que eso es lo que ha hecho que tuviera tanta resonancia en la gente

-Uno de sus mejores discos se llamaba '¿Crisis? ¿Qué crisis?. Ahora vivimos de nuevo en tiempos de crisis. ¿Podría el disco encajar de nuevo con estos tiempos?

- Es sorprendente cómo mis álbumes han soportado la prueba del tiempo y suenan tan actuales ahora como en la época en que los escribí. Me siento muy agradecido de que sigan siendo tan populares 35 años después de que los escribiera. A veces sonrío cuando los escucho en la radio por todo el mundo. Muchas de las canciones que compuse son muy pegadizas o fáciles de recordar y tienen también una cualidad especial o cierta profundidad que todavía hoy las hace relevantes.

-¿Ha intentado alguna vez tocar una guitarra española, o flamenca? ¿Qué opina de la música flamenca?

-Obviamente, hay muchísimas clases diferentes de guitarra y cada una tiene un distinto sabor. Siempre me encantó la guitarra española, y la música española. Hay una profundidad y una pureza en las cuerdas y en el tono de la guitarra española que siempre me ha encantado, y a pesar de que yo toco con una púa, siempre me ha fascinado el sonido de una guitarra tocada con los dedos.

-Uno de sus grandes logros fue introducir cierto interés por la música clásica o el jazz en un público básicamente rockero. ¿Cree que la gente joven debería aprender más del jazz o de la música clásica?

-Cada vez encuentro más gente joven que viene a mis conciertos. Mis canciones tienen elementos de música clásica y también de jazz. Recibo muchos emails de gente joven que ha descubierto esas canciones o me han visto en un concierto y se han quedado emocionados. Eso me hace muy feliz.

-¿Cómo está resultando su experiencia española?

-Siempre he disfrutado mucho con el público español y en España me siento como en casa. El público español es muy apasionado y se nota que aprecia profundamente mis canciones.

-¿Cuáles son sus proyectos futuros?

-No estoy preparando ningún nuevo disco por el momento. Quizá algún día grabe un nuevo álbum. Tengo como 60 canciones sin grabar, pero hacerlo requeriría como unos seis meses de trabajo en un estudio. Lo último que he publicado fue un DVD en 2007, que incluía un nuevo tema, Brother. Creoq ue sacaré un disco en directo de esta gira.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios