La negociación para salvar el legado Guerrero llega a un callejón sin salida

  • Las conversaciones entre los herederos del pintor y la Diputación desembocan en un punto muerto tras nueve meses de infructuosos contactos · La obra del pintor granadino, a punto de salir de la ciudad

Comentarios 6

La colección José Guerrero se aleja definitivamente de Granada. Tras un año de negociaciones, los herederos del pintor y la Diputación han llegado a un punto sin retorno y la institución granadina ya planea el futuro sin los 60 cuadros del pintor granadino que todavía se encuentran en el Centro Guerrero y que actualmente están en proceso de tasación, ya que se han revalorizado en los últimos años.

Tras diversos amagos el año pasado, cuando se dio por segura la marcha de la colección, se consiguieron retomar las conversaciones dándose como fecha el pasado 31 de diciembre para llegar a un acuerdo. Ambas partes aceptaron crear una Fundación para gestionar el Centro Guerrero, pero la familia planteó como condición innegociable que tendrían la última palabra en el patronato de la Fundación. Por su parte, la institución provincial considera desproporcionada esta petición, ya que se hacen cargo del mantenimiento del edificio y de la programación del mismo. Según explicó durante la pasada 'crisis' de abril el presidente de Diputación, Antonio Martínez Caler, se han invertido más de diez millones de euros en el Centro Guerrero desde su puesta en funcionamiento, cerca de un millón al año. Por esta razón no está dispuesto a dejar el control de manera implícita a los herederos.

Ahora se recupera la idea original de crear la Fundación Granadina de Arte Contemporáneo, en la que tendría cabida la colección de la institución provincial que, entre otras obras, cuenta con tres lienzos de José Guerrero. Este nuevo órgano sería el encargado de gestionar el actual Centro Guerrero aunque con otro nombre.

La Diputación ha mantenido a fecha de hoy el pacto de silencio que acordó con los herederos de José Guerrero y no ha querido pronunciarse al respecto, aunque según ha podido saber este diario ya tiene asumido que la colección se irá de Granada. Los cuadros, una vez expirada la prórroga del Comodato el pasado 31 de diciembre, se encuentran actualmente en una situación de alegalidad, aunque no de ilegalidad, según aclaran fuentes próximas a las negociaciones. Existe un pacto tácito de mantener la colección en Granada mientras duren las negociaciones, con un seguro que paga la Diputación y que cubre tanto el edificio como el contenido del mismo. Pero después de un año, el desencuentro es total. Una de las fórmulas que propuso la familia fue ampliar el Comodato -que supuso la cesión por diez años de los lienzos y que expiró en mayo- pero sin poner un plazo, con lo que podrían recuperar las obras en el momento en el que considerasen oportuno. Pero Diputación nunca aceptó este punto.

Uno de los factores que se señalan como determinantes para la próxima salida de la colección es la reciente muerte de Lisa Guerrero, quien llevó las conversaciones con la institución hasta que por motivos de salud las dejó en manos de un bufete de abogados de Barcelona. Sin embargo estuvo hasta el último momento, en contacto con la diputada de Cultura, María Asunción Pérez Cotarelo (IU).

El resultado es que el desencuentro entre ambas partes ha ido creciendo en los últimos meses hasta la situación actual, con 60 cuadros de uno de los pintores más determinantes del siglo XX a punto de emigrar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios