Porque dos noches seguidas con Supersubmarina son mejor que una

  • Convertida en una de las gratas sorpresas musicales de este año, la banda de Baeza ofrece hoy el primero de sus conciertos en la sala Planta Baja a ritmo de 'Electroviral'

Pocas veces un primer disco consigue armar tanto revuelo. Electroviral, el debut de Supersubmarina en la música, es uno de esos trabajos que nacen ya con estrella y que desde sus primeros pasos consiguen hacerse un hueco en el difícil mundo que separa lo comercial de lo independiente.

Los de Baeza llegan hoy a la sala Planta Baja para ofrecer dos noches consecutivas de música. Y es que Granada, además de ser la ciudad que da nombre a una de las mejores canciones de este Electroviral, es también un lugar cargado de sentimientos para todo el grupo. "Siempre nos hace especial ilusión tocar en Granada, una tierra con tanta tradición de bandas de rock y de gente que nos ha influido mucho, como Los Planetas, 091, Lori Meyers... Además, la primera vez que tocamos en concierto Granada fue en la sala Planta Baja, así que todo se hace muy especial", cuenta Jose Chino, voz y guitarra de la banda. Él y Jay (guitarra), Juancha (batería) y Pope (bajo) se unieron hace casi tres años como Supersubmarina sin más pretensiones que "hacer canciones" y "llegar al máximo de público posible" -"todos los músicos quieren eso, digan lo que digan y se ubiquen en el mundo en el que se ubiquen", asegura- y se encontraron con una buena acogida y una repercusión de público que ni ellos mismos se podían imaginar en un principio.

"Conforme va pasando el tiempo notamos que las cosas van a mejor y desde el principio sabíamos que podíamos hacer algo bueno en la música, pero sí que esta acogida nos ha pillado un poco por sorpresa, pero más bien por lo pronto y lo temprano que ha pasado todo. Igual era demasiado para un primer disco", reflexiona el cantante.

Cuentan que, más allá de las ventas o de las entradas agotadas, de lo que están más satisfechos de este disco es de que se está cumpliendo un proyecto que empezó entre amigos y de que cada día está yendo a más: "Al final, todo queda en familia. En el grupo seguimos trabajando los mismos que empezamos en esto hace más de dos años y estamos recogiendo los frutos de todo el trabajo y el esfuerzo de este tiempo, que ha sido mucho".

Pese a todo, el rock cercano y contundente que protagoniza las canciones de Electroviral no debe servir, ni mucho menos, de barrera para todo lo bueno que está por venir. "Tenemos que tomar este disco como una referencia, como un trabajo que está muy bien hecho pero que hay que superar. Queremos progresar como banda, como músicos y como amigos, y eso será lo que nos lleve a hacer mejores canciones", afirman.

Tras su doble concierto en Granada, a la banda le espera seguir con el ritmo que se han impuesto en los últimos meses: conciertos y más conciertos hasta que lleguen los festivales de verano, donde prometen dar más guerra que el año pasado. Las nuevas canciones que ya tienen iniciadas, según avanzan, tendrán que esperar hasta después de verano para entrar a estudio. Pero eso será ya otro tema...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios