El nuevo Don Quijote ahora es un ecologista

  • n adaptación Jérôme Savary acerca al personaje más internacional de Cervantes a problemas actuales.

Un Don Quijote ecologista, que lucha contra la depravación y la pornografía actual que ostenta el Moulin Rosa, protagoniza el espectáculo Don Quijote y el Ángel Azul, del dramaturgo francés Jérôme Savary, que se representa mañana y pasado en el escenario del Conde Duque dentro del festival Veranos de la Villa.

La fémina protagonista del espectáculo es Daysy Balle, apodada el ángel azul por su tendencia a creerse la reencarnación de Marène Dietrich. Ella es la actriz principal de revista en el 'Moulin Rosa', un lamentable cabaret, dirigido por un presentador timador que martiriza a su troupe. El Don Quijote de Savary, indignado por el cartel publicitario que muestra a una Daysy Balle "despechugada" en el ancestral paisaje de La Mancha, monta a Rocinante, acompañado de su fiel Sancho, y parte para París para atacar el profano molino y a su depravada vedette.

Así, Savary recupera el "espíritu quijotesco", y llena el escenario de cabaret y música en un intento por acercar al público la filosofía "idealista" de este gran personaje de la Literatura que termina siendo "víctima de su propia gloria".

"El Quijote es uno de los libros más conocidos, pero uno de los menos leídos", señaló Savary, quien ha contado con Marta Ribera en el papel de Daisy Belle, Joan Crosas como Don Quijote y Frédéric Longbois como Sancho Panza para los principales papeles de este montaje al estilo del 'Magic Circus' que impera siempre en sus espectáculos. Un don Quijote, que vive en un mundo de sueños y que tiene que salir de su casa-castillo porque van a construir un aeropuerto internacional con el nombre de 'Don Quijote', es otra de las premisas de esta fábula llena de épica, humor, ritmo y grandes dosis de improvisaciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios