'El orfanato' y 'Las trece rosas' luchan cara a cara por triunfar en los Goya

  • La gala se celebra esta noche bajo la dirección de José Corbacho y con un previsible 'mano a mano' entre las películas de Emilio Martínez Lázaro y el director debutante Juan Antonio Bayona

Una nutrida selección de óperas primas, dos grandes favoritas, El orfanato y Las trece rosas, un pequeño filme como La soledad y una joven veterana dispuesta a dar la sorpresa, Gracia Querejeta con Siete mesas de billar francés, compiten esta noche en la ceremonia de entrega de los XXII Premios Goya.

El orfanato, el éxito del año en España que firma el debutante Juan Antonio Bayona, y Las trece rosas, drama histórico basado en hechos reales de Emilio Martínez Lázaro, con 14 candidaturas cada una, compiten por el premio a mejor película frente a Siete mesas de billar francés, drama de Gracia Querejeta con nueve opciones a premio, y la modesta La soledad, de Jaime Rosales.

Paridad en la categoría de dirección con la presencia de Querejeta y de Icíar Bollaín, por Mataharis, que se enfrentan a Martínez Lázaro y a Jaime Rosales.

Juan Antonio Bayona se convierte en favorito a mejor dirección novel con una cinta de género producida por Guillermo del Toro que ha triunfado allá donde ha ido, convenciendo a los críticos del Festival de Cannes, atrayendo al público español -con más de cuatro millones de espectadores y cerca de 25 millones de euros recaudados- y conquistando el mercado extranjero, tras un rentable estreno en Estados Unidos y una versión estadounidense en camino.

Junto al director catalán, se encuentran en esta categoría Félix Viscarret, con la gran sorpresa de este año, Bajo las estrellas, que ha logrado siete candidaturas; los hermanos Tristán y David Ulloa, por Pudor, cinta que también compite por el premio a mejor guión adaptado; y Tom Fernández por La torre de Suso que opta a tres premios en total.

Todos ellos representando junto a El orfanato una nutrida selección de óperas primas que aportan savia nueva a los premios en este año.

Las interpretaciones femeninas atraen la máxima atención, con Belén Rueda y Emma Suárez -Bajo las estrellas- en medio del duelo interpretativo entre Blanca Portillo y Maribel Verdú en Siete mesas de billar francés, que se saldó a favor de la primera en el Festival de San Sebastián al ganar la Concha de Plata y que los premios de la Academia pueden volver a igualar la balanza en el caso de premiar a Verdú.

Alfredo Landa, Goya de Honor de este año, podría recoger su segundo premio de la noche si se impone como mejor actor protagonista por Luz de domingo ante Álvaro de Luna -El prado de las estrellas-, Alberto San Juan -Bajo las estrellas- y Tristán Ulloa -Pudor.

Dos veteranas como Amparo Baró -Siete mesas de billar francés- y Geraldine Chaplin -El orfanato- compiten con las actrices de Mataharis, Nuria González y María Vázquez por el premio a mejor actriz de reparto.

Son cinco los finalistas en la categoría a mejor actor de reparto, Raúl Arévalo -Siete mesas de billar francés-, José Manuel Cervino -Las trece rosas-, Emilio Guitérrez Caba -La torre de Suso-, Carlos Larrañaga -Luz de domingo- y Julián Villagrán -Bajo las estrellas.

Esta XXII edición llega marcada por la polémica presencia de las categorías pertenecientes al cortometraje en la gala oficial de los Goya, ya que en un principio la Academia decidió entregar estos galardones días antes que el resto de ganadores, durante la fiesta de nominados, medida que finalmente no se ha llevado a cabo. La selección de temas musicales candidatos al Goya a mejor canción original también ha dado que hablar desde que se anunciaran a los finalistas el pasado mes de diciembre. Esa Luz, de Mataharis y Glommy Sunday, de La Caja Kovak fueron las primeras canciones excluidas al no cumplir los requisitos necesarios para optar a premio, ya que no fueron escritas específicamente para la película en la que aparecían.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios