Las orquestas de baile se rebelan

  • Las formaciones musicales, al borde de la quiebra por las deudas de los ayuntamientos, no tocarán en las fiestas si no cobran, harán públicas las listas de los morosos y preparan una gran manifestación

Comentarios 20

Se acabó la paciencia de los músicos. El más de medio centenar de orquestas de baile de la provincia de Granada emitió ayer un duro comunicado en el que denuncia la situación de impago por parte de los ayuntamientos granadinos que las ha dejado al borde de la quiebra. Frente a ello, han tomado una determinación: no firmarán contratos con empresas, ayuntamientos y agencias de espectáculos que no aseguren el cobro de su trabajo el día de su actuación. Eso significa que no tocarán en las fiestas populares de la provincia. Pero no será la única medida de presión.

Las orquestas de baile son empresas perfectamente articuladas y dadas de alta en la Seguridad Social, con su plantilla de trabajadores, sus impuestos y sus seguros. Tienen la misma entidad que pueda tener un circo o una gira de los Rolling Stones. "No somos un grupete de amigos que se van a tomar unos cubatas a un pueblo y, de paso, se echan unas coplillas", dice uno de los representantes de la orquestas. "Tenemos trabajadores en nómina y familias que viven de la música, que es un trabajo tan digno como otro cualquiera".

"El colectivo de la música de baile, las orquestas, tríos, dúos, el sector musical en general de Granada y provincia está pasando por el peor momento de su historia económica", reza el comunicado. "Esto se debe al incumplimiento por parte de los principales clientes, es decir, de los ayuntamientos, a la hora de pagar las actuaciones contratadas por ellos mismos y que, en la mayoría de los casos, son firmadas con bastantes meses de antelación. Sólo unos pocos ayuntamientos cumplen lo pactado".

"Todos los artistas, músicos, técnicos, montadores, conductores y aquellas otras personas que de un modo u otro intervienen en las fiestas populares de Granada y de todos los pueblos [...] queremos hacer pública por primera vez la tan difícil e insostenible situación económica por la que estamos atravesando debido al reiterado impago por parte de la mayoría de los ayuntamientos. [...] Estas deudas son arrastradas varios meses algunas, de una feria a otra en otros casos y, en los casos más graves, duran años".

"Actualmente arrastramos un volumen de actuaciones adeudadas de tal magnitud e importancia que nos está siendo realmente difícil y muy complicado mantener a nuestras empresas y a nuestros trabajadores en activo. Son muchas familias las que vivimos de la música y que, de continuar esta situación", se verán abocadas "a la desaparición".

La deuda, según portavoces de la Asociación de Orquestas de Granada, puede ascender a un total de 2,5 millones de euros. Se trata de un dinero que, por ley, está consignado en los presupuestos municipales dentro de la partida de Fiestas, pero que no llega a las orquestas. "El problema es que ese dinero se termina empleando en sufragar otros gastos, cosa que no debería ocurrir. Le pedimos a la Administración que contrate conforme a ese presupuesto, que es el que pueden pagar, realicen la correspondiente retención de crédito y posteriormente los pagos, respetando los contratos que se firman".

"Por todo ello", añade el comunicado, "nos vemos obligados muy a nuestro pesar, y defendiendo así nuestros derechos, a tomar la tan difícil y meditada decisión de no contratar a partir de hoy [por ayer] con aquellas empresas, ayuntamientos y agencias de espectáculos que no nos aseguren el cobro de nuestro trabajo en la fecha y condiciones acordadas a la firma del contrato, en el que se especifica claramente que el pago se realizará el mismo día de la actuación".

Otras medidas contempladas son la publicación de las listas de ayuntamientos morosos y la deuda que éstos tienen y una gran manifestación por el centro de Granada. "Teniendo en cuenta que entre orquestas y demás formaciones hay unas 500 empresas en Granada, y cada una tiene un camión, la manifestación va a ser muy sonada", dicen portavoces musicales.

"Las orquestas ya no son grupos de verbena de antaño", abunda el comunicado. "Son grandes espectáculos con mayor infraestructura que la mayor parte de las atracciones, son empresas con créditos, hipotecas y muchos gasto que atender". Y recuerdan que, si un músico importante no cobra, no actúa. Así harán ellos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios