Una guía persigue las huellas que marcaron la vida y obra de Lorca

  • La Fundación Caja Rural invita al viajero a visitar los rincones de la Granada literaria a través de una decena de rutas escritas por la periodista Gloria Fernández

Los pasos de Federico García Lorca dejaron huella en su ciudad natal. Una guía recupera los rincones que frecuentaba y marcaron su vida y obra a través de una serie de rutas que cruzan la provincia y abren al romántico una senda para adentrarse en la atmósfera en la que vivió el poeta. Así como James Joyce ha dado nombre a rutas en la capital irlandesa o Kafka en Praga, el autor del Romancero gitano se convierte en la figura granadina que inspirará al viajero para reencontrarse con una Granada literaria, histórica, turística y gastronómica llevados de la mano del poeta.

La Fundación Caja Rural ha editado la Guía lorquiana, que invita al lector a "captar la atmósfera que fue capaz de inspirar la obra de Federico", un volumen escrito por la periodista de Fuente Vaqueros Gloria Fernández, que ha seguido las huellas de Lorca por las calles de Granada, "pisando las mismas choperas de la Vega, flanqueando las mismas puertas y paladeando los mismos sabores", cuyos textos han sido ilustrados por el fotógrafo Juan Antonio Martín Jáimez.

La Vega del Genil, Víznar, Alfacar, y no podían faltar Fuente Vaqueros y Valderrubio entre los recorridos que propone la guía, una decena de rutas que abren paso a la memoria de una Granada del siglo XX. Según afirmó ayer Gabriel Pozo, director de la Fundación Caja Rural las más de cien páginas aguardan al lector una actualidad muy distinta a la vivió Federico que en aquel entonces, la que le hizo soñar y beber para su obra literaria, resuelta a través de mapas, imágenes y situaciones en las que Fernández explica que significó cada parada en la vida del poeta.

El Teatrillo del Hotel Alhambra Palace donde Lorca leyó sus poemas; el café Alameda actual restaurante El Chikito, donde se reunía con artistas e intelectuales de la época en la conocida como tertulia de El Rinconcillo; la Huerta de San Vicente, la residencia familiar en los meses de verano, hoy situada en el parque que lleva su nombre; o en las faldas de la Yedra de Alfacar donde escribió versos como: Mi corazón reposa/junto a la fuente fría, del libro de poemas Sueño.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios