Sergio Dalma. Cantante

"No pierdo las inquietudes ni las ganas de sorprender a la gente"

  • El barcelonés presenta esta noche en el Palacio de Congresos 'Dalma', su nuevo álbum de estudio, publicado en 2015 y en el que da un giro vitalista de la mano de diversos autores

Sergio Dalma (Sabadell, Barcelona, 1964) presenta esta noche en el Palacio de Congresos (21:30) su disco Dalma, producido por Pablo Cebrián y grabado en los estudios Arcadia de Madrid. Publicado el pasado año, está integrado por una heterogénea colección de canciones de distintos autores.

-¿Qué supone este álbum en su trayectoria?

-Cada vez que sacas un disco está la emoción de decir que es un paso más con el que intentas sorprender al público. Yo llevaba 11 años sin grabar en España y me hacía ilusión volver a hacerlo. Hay una clara pretensión de buscar un nuevo sonido y gracias a Pablo Cebrián lo hemos conseguido. También quería buscar nuevos registros en la voz. Siempre hay una serie de inquietudes que quieres plasmar. Yo aquí quería además que fuera un disco positivo, porque la gente siempre me dice que mis canciones son tan tristes... Y yo digo que es verdad, pero no sé por qué los autores me ven así... En los tiempos que corren, más que nunca hay que transmitir ese rollo positivo.

-Es importante para un artista mantener esa pulsión de búsqueda, esa voluntad de exploración de territorios distintos...

-Siempre me ha gustado hacerlo en cada trabajo. Nunca hay que perder las inquietudes ni las ganas de sorprender a la gente y sobre todo de no estancarte.

-¿Cómo fue el proceso de elección de los temas que integran el disco?

-Es de las veces en que todo ha fluido de forma bastante rápida y natural. Yo tenía la idea de trabajar con los autores de cabecera con los que siempre he estado, pero Pablo Cebrián me fue ofreciendo, con las canciones que me presentaba, un concepto de sonido y de arreglo que me hizo decidir que él fuera el productor y plasmar ese sonido. Trabajar con gente tan variada como Conchita, Vanesa Martín o Iván Ferreiro le aportaba una riqueza importante a este trabajo.

-¿Y en directo cómo suena? ¿Hay mucha diferencia entre el disco y el escenario?

-El directo de este año es muy diferente a lo que habíamos hecho hasta ahora. Nos planteamos ofrecer como si fueran cuatro shows en uno. Hay una parte muy diferenciada en la que hacemos una clara apuesta por este trabajo, del que hacemos bastantes temas. Hay luego un repaso por aquel homenaje a la música italiana que supuso Vía Dalma. Luego hay un apartado acústico en el que damos la vuelta a muchas canciones que la gente va descubriendo conforme van sonando: es bueno ver cómo se van emocionando. Y una parte final en la que la gente se desmelena y baila.

-¿Cómo está respondiendo el público en esta gira?

-Muy bien, hasta ahora, y la verdad es que me daba un poquito de miedo porque es una apuesta diferente a lo que habíamos hecho. Al final, lo que la gente quiere es ver cosas nuevas, y sobre todo hoy en día, cuando alguien paga una entrada, tienes que sorprenderle.

-Un disco también de naturaleza muy personal e íntima, presente ya en el propio título...

-En Argentina ya digo: "Soy Dalma", sin Sergio. Ese concepto de proximidad marca un poco el hecho de que sea un trabajo más personal.

-Lleva más de 25 años de trayectoria. ¿Qué ve cuando mira hacia atrás?

-Realmente han pasado muchas cosas y las he vivido de muchas maneras. La música ha cambiado de muchas formas, por ejemplo en la manera de consumirla, y tú tienes que ir evolucionando con ese cambio. La sociedad también ha cambiado. Pero lo que más me gusta es ver que sigo trabajando en aquello por lo que aposté en su día y que además me sigo ilusionando. Esto me hace sentir un tipo privilegiado.

-¿Sigue sintiendo los mismos estímulos sobre el escenario?

-Sí, y eso es lo que te mantiene más vivo. El día en que deje de tener esas sensaciones o no pueda hacer el show como quiero hacerlo me replantearé muchas cosas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios