Dos piezas de bronce de más de 2.000 kilos en la estación de Atocha

  • n escultura Dos bebés gigantes de Antonio López reciben a los viajeros del AVE en Madrid.

"Un poco más a la izquierda... ahí, perfecto", indicaba Antonio López al equipo de seis expertos encargados del montaje de las enormes cabezas de bebé, mientras sorteaban a periodistas y curiosos para intentar instalar las dos piezas de bronce de más de 2.000 kilos que recibirán a los viajeros en la estación de Atocha. Antonio López ha vivido hoy "muy emocionado" la colocación de sus esculturas Día y Noche.

Las dos esculturas, de tres metros de altura, están colocadas una enfrente de otra, a medio centenar de metros de distancia, y son el reflejo de la cara de su nieta durante el día y la noche. "Dudaba del tono, de la pátina, pero ahora que las veo aquí estoy muy contento", expresó el escultor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios