Los pinceles se convierten en batuta en el Festival de Música y Danza

  • La cita granadina celebra el centenario de José Guerrero con un ciclo especial de tres conciertos que estarán protagonizados por el Taller Atlántico Contemporáneo

El Festival Internacional de Música y Danza de Granada se suma este año al centenario del nacimiento del pintor granadino José Guerrero, considerado uno de los máximos exponentes del expresionismo abstracto, con un ciclo especial que explorará diversas facetas de la creación musical. El programa de este ciclo, organizado en colaboración con la Diputación de Granada, se compone de tres conciertos de cámara que tienen como protagonistas al Taller Atlántico Contemporáneo que dirige Diego García Rodríguez con la participación del coro Numen, al Ensemble NeoArs y al violinista Miguel Borrego, miembro del Trío Arbós, recientemente galardonado con el Premio Nacional de Música.

Enmarcado en el Festival de Música y Danza de Granada, que se celebrará del 20 de junio al 11 de julio, la programación del ciclo está dedicada a la pintura Guerrero, a la música de la época en la que vivió y al centro que lleva el nombre del pintor, explicó en rueda de prensa el director del Festival, Diego Martínez.

La formación gallega Taller Atlántico Contemporáneo interpretará The Rothko Chapel de Feldman, una coproducción entre el Festival de Granada y la Semana de Música Religiosa de Cuenca que se presenta en cada festival junto al estreno de un encargo relacionado con los artistas de ambas ciudades: Fernando Zóbel en Cuenca y José Guerrero en Granada. Ambos fueron amigos y compartieron experiencias en Cuenca y en el Museo de Arte Abstracto, donde hay varias obras de Guerrero.

Construida en Houston en 1971, la capilla Rothko alberga los últimos lienzos del pintor norteamericano Mark Rothko, una figura clave del expresionismo abstracto que encontró un alter ego musical en el compositor neoyorquino Morton Feldman.

En Granada, la obra de Feldman será acompañada de un estreno absoluto: Cinco guerreros, una obra sobre la pintura de José Guerrero que el Festival ha encargado al pianista y compositor granadino Sebastián Mariné para recrear la simbiosis entre pintura, arquitectura y música.

Se trata de un homenaje del compositor al pintor en el centenario de su nacimiento en el que no faltan el espíritu americano y el andaluz, como reflejó Guerrero en su pintura. Cada uno de los cinco movimientos de la obra está inspirado en un cuadro del Centro José Guerrero de Granada (Oferta en rojo, Crecientes horizontales, Solitarios, Black ascending y Autorretrato.

Por su parte, Ensemble NeoArs interpretará obras de Juan Alfonso García, César Camarero, Jesús Torres, Carlos Satué y el linarense Francisco Guerrero, considerado uno de los grandes compositores de la segunda mitad del siglo XX, que será el protagonista de este programa. La figura de Guerrero, uno de los faros de la modernidad española, prematuramente desaparecido a los 46 años, es la piedra angular de este programa, en el que, aparte de uno de los números de su imprescindible obra para cuarteto Zayin, figuran piezas de quien fuera su maestro, el extremeño de origen, compositor y organista de la Catedral de Granada, Juan Alfonso García, y de algunos de sus más destacados y brillantes alumnos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios