La poesía despierta el amor en 'Palomar de pasiones'

"Almíbar que de tus labios tomo/ vuelve de la flor a la abeja/y la miel, que de tu boca como,/ al colmenar de tu boca, regresa". Dulces y tiernos, pasionales y terrenales son los versos que recopila Francisco Fernández Torres en su segundo poemario Palomar de pasiones. 50 poemas y una canción a la esperanza. Profesor de Lengua del Instituto Federico Garcia Lorca y licenciado en Psicología por la Universidad de Granada se confiesa como un apasionado de la métrica y del amor. En este volumen presenta una exaltación al amor en sus tres estados: el amor, la pasión y la melancolía; unido a un reencuentro con la vida terrenal. El autor ha atravesado distintas etapas en el amor y en esta ocasión de modo autobiográfico narra con versos de métrica muy variada la alegría del amor y del desamor, la pérdida del sentimiento amoroso para volver a reencontrarse consigo mismo y tapar las heridas. Pero Fernández Torres no habla de un amor pesimista sino de la esperanza como la que incluye en la oda y su Canción a la esperanza, en la que dice así: "El verde quiere el canto de mi Alma/ el verde que derrota a la tristeza/ El verde que de los ojos de Minerva/ Y el rayo fiero de la esperanza". Es en la tercera parte del libro en la que plasma que "el recuerdo en el amor nunca muere", páginas que llena de sentimiento con poemas como Mi corazón te llevas.

La tristeza de Miguel Hernández y la pasión de Pablo Neruda son las fuentes de inspiración del autor. Confiesa que sus poemas son de un estilo muy clásico y tradicional rompiendo con los versos prosaicos que se vienen practicando desde la década de los 50.

Su primer libro se tituló Viento y barro, una recopilación de poemas que publicó en 2006, ahora ya tiene el segundo y tiene previsto ofrecer una lectura poética en el ciclo del Palacio de los Patos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios