"Ya hay poetas que están esperando a que los llamemos desde el festival"

  • Los responsables del certamen, que hoy echa a andar de la mano de Pere Gimferrer en Valderrubio, consideran que es necesario divulgar las voces de los poetas más importantes que hay en España

El Festival Internacional de Poesía de Granada echa hoy a andar. Durante unos días, la ciudad será un hervidero de versos. Hoy comienzan los actos preliminares con la inauguración, a las 12.00 horas, del Festival Internacional de Poesía Infantil y la entrega de premios del II Concurso de Poesía Infantil, en la Huerta de San Vicente, a cargo del poeta Tomás Segovia, la actuación del mago Pepelu y la charla del escritor Jordi Sierra i Fabra. Esta tarde, en la Casa de Federico García Lorca en Valderrubio, se abrirá el extensión del FIP a la provincia con lectura de poemas de Pere Gimferrer, a quien presentará Tomás Navarro. Los dos directores del certamen, Fernando Valverde y Daniel Rodríguez Moya, ya calientan motores.

-Acaba de concluir el Mapfre Hay Festival y comienza el Festival Internacional de Poesía ¿Puede tanta convocatoria poética saturar a la gente o es síntoma de la riqueza cultural de Granada?

-En nuestra opinión sí que puede saturar a la gente. Es como si después del Festival de Tango se programara otro de bailes de salón. No creemos que sea lo más apropiado y deberían de contar con los organizadores de los distintos festivales a la hora de planificar el año. El FIP se ha celebrado en sus cinco ediciones la segunda semana de mayo. No existe ningún motivo para que no siga siendo así y deberían ser los nuevos eventos los que se adaptaran a las programaciones que ya están consolidadas.

-Hace unos años, cuando comenzaban a planear este certamen como un grupo de amigos, ¿pensaban que llegaría tan lejos?

-Lo único en lo que pensábamos era en lograr salvar la primera edición, que con nuestra falta de experiencia y las limitaciones que teníamos parecía casi imposible. Después, con los años, nos hemos dado cuenta de la importancia y la repercusión del festival y de cómo ha calado en la ciudad. Hemos ido adquiriendo una visión de futuro más amplia.

-Cuando contactan con los poetas a los que invitan ¿perciben que les hace ilusión estar en Granada?

-Se dan dos circunstancias que garantizan que acepten la invitación. Por un lado que Granada es una ciudad muy agradable donde a cualquier escritor le apetece pasar unos días. Por el otro, la nómina de autores que cada año participan en el festival ha provocado que los poetas de todo el mundo se sientan muy honrados de recibir la invitación. Incluso hay quien al recibir la llamada nos ha dicho que llevaba mucho tiempo deseando que lo invitáramos. -¿Qué es lo que tiene de atractivo esta ciudad para los poetas de todo el mundo?

-A la magia que encuentra cualquier visitante en sus calles y en sus monumentos se une la mitomanía lorquiana, que provoca que los poetas se sientan próximos a uno de los autores que más les ha influenciado. Es impresionante ver a muchos de los invitados en el Barranco de Víznar en busca de una emoción que los encoge.

-El festival incluye entre sus actos la entrega del Premio Lorca de Poesía. ¿Les pesa la responsabilidad o es un orgullo?

-Fue un acierto incluir la entrega en el festival. De ese modo el premio adquiere un sentido, un ambiente que le da coherencia y que provoca que el premiado se sienta muy arropado. Es una responsabilidad, un orgullo y una simbiosis. Tanto el festival como el premio se benefician de esta colaboración.

-En el certamen comenzaron ustedes haciéndolo prácticamente todo, hasta la pegada de carteles. ¿Sigue siendo así?

-Eso no ha cambiado nada. Este año hemos pegado muchos carteles, tal vez el que más, por la promoción del concierto de Suzanne Vega. El festival tiene un presupuesto muy limitado y nuestra responsabilidad es rentabilizarlo al máximo. Cualquiera que compare los programas y los presupuestos de eventos similares se da cuenta de que sacamos un rendimiento enorme a los medios de los que disponemos. Así debería ser siempre, y así lo seguiremos haciendo porque estamos convencidos de que es la forma de gestionar un proyecto como éste.

-¿Siguen con el mismo entusiasmo con que comenzaron?

- El día que perdamos el entusiasmo dejaremos de hacerlo. Hace falta mucha ilusión y muchas ganas para poner en marcha cada año una nueva edición. En eso no nos gana nadie. Queremos difundir a muy buenos poetas con voces muy distintas, lo que hace que haya mucha riqueza en la poesía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios