El público se lleva la cultura a casa

  • Nace MyPlayz, una web que gestiona la organización de eventos en espacios particulares

La sociedad está cambiando y, con ella, también las formas de consumo. "Los ciudadanos han pasado de ser sólo meros consumidores a adquirir una mayor responsabilidad por la cual, al igual que consumen, producen", dice Sara Robles, una de las impulsoras de la plataforma digital MyPlayz. Nuevos hábitos, en este caso del llamado consumo colaborativo, que han dado lugar incluso a la acuñación de un nuevo término: prosumidores, para designar a quienes se preocupan tanto de consumir como de contribuir a poner los proyectos en pie.

A ellos está dirigido Myplayz, un proyecto que ofrece al público la posibilidad de organizar actividades culturales en espacios particulares, y "el primero de este tipo", según sus promotores, "dedicado exclusivamente al mundo de la cultura". Sara Robles, Jaime Fernández y Juan Jesús Gómez, responsables de la empresa de gestión cultural La Matraka, son los creadores de la plataforma.

"Frente a otros modelos de consumo colaborativo muy conocidos, como Couchsurfing, Blablacar o Airbnb, nosotros introducimos un tercer perfil: implicamos al anfitrión, al artista y al público", explica ella. Es decir, MyPlayz permite al usuario ceder una o varias estancias de su casa para la celebración de un espectáculo, y elegir él mismo al artista o bien escoger a alguno de entre la lista de artistas que previamente se hayan registrado en la plataforma para participar en estas "coproducciones". Los responsables de la plataforma, por su parte, se encargan de todos los trámites, desde seguros para los particulares hasta las gestiones administrativas para las actuaciones. "Se trata de una oportunidad ventajosa para todos. Como artista novel, te ofrece la oportunidad de darte a conocer en nuevos espacios. Y para el público genera alternativas porque se pueden descubrir tanto nuevos artistas como espacios diferentes", exponen Robles y Gómez sobre esta iniciativa que pretende también ampliar el campo de las artes a lugares inusuales, como por ejemplo, dicen, "un recital de poesía en una peluquería".

Como muestra de su forma de trabajo, los creadores de Myplayz animan a familiarizarse con estas nuevas formas de consumo cultural con los próximos eventos que tienen ya cerrados: el concierto de jazz de Miguelo Delgado mañana mismo en la librería Un Gato en Bicicleta y el de La Suite Bizarre en una terraza de Triana el 25 de agosto (por motivos de seguridad, dados los aforos reducidos, la hora y el sitio exactos no se anuncian hasta horas antes de las actuaciones mediante mensajes privados a cada uno de los invitados).

Estos modelos de gestión han encontrado en la crisis "un claro acelerador", admite Gómez. "Queda ver si se tratan de modelos pasajeros o unas alternativas que han venido para quedarse".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios