Un puzzle para construir a Lorca

  • Andrés Soria Olmedo recopila en su último libro publicado por Entorno Gráfico 31 de las 78 entrevistas que concedió el poeta de Fuente Vaqueros, una de ellas inédita hasta la fecha

Partiendo de la premisa de que "la fama de García Lorca se sustenta en la presencia simultánea de un factor literario y un factor biográfico", el catedrático de Literatura de la Universidad de Granada Andrés Soria Olmedo ha seleccionado una treintena de entrevistas de las setenta y ocho que el poeta de Fuente Vaqueros concedió a distintos medios de todo el mundo. Treinta y una entrevistas a Federico García Lorca, publicado por la editorial granadina Entorno Gráfico, es una reedición de la obra que realizó en 1989 para Aguilar, pero con una importante novedad: incluye un texto inédito hasta la fecha.

El especialista en literatura del primer tercio del siglo XX, cuenta que el descubrimiento se produjo este verano cuando estaba trabajando en una exposición que llegará al Centro Lorca en el próximo mes y que antes pudo verse en la Residencia de Estudiantes de Madrid. "Ya en pruebas este volumen y gracias a Alfredo Valverde, archivero del Centro de Documentación de la Residencia de Estudiantes -de cuya generosidad me aprovecho con reiterada y sincera gratitud- incorporamos y traducimos una entrevista más, desconocida hasta ahora", explica en el propio libro sobre el hallazgo.

El nuevo texto apareció en la página internacional del periódico cultural fundado por Henri Desgrange (creador también del Tour de Francia), Comœdia, el 8 de noviembre de 1933. El catedrático explica que el periodista, Georges Lorant-Briennë -"de quien no he podido saber más que su nombre"-, firmó la siguiente crónica y entrevista: "En la Nueva España. El poeta español García Lorca nos habla del objetivo que persigue La Barraca".

El periodista, invitado a la Residencia de Estudiantes por su director, hace un "retrato bastante exacto", aunque sea "manejando información imprecisa", sobre su encuentro con el poeta en 1933, en víspera de una salida de la compañía para Burgos, y con el poeta vestido con el característico mono azul de La Barraca, en contraste con la formalidad de la Residencia de Estudiantes donde ensayaban.

El poeta explica al periodista el funcionamiento de la compañía teatral, con la viajan "por todas partes", "a las ciudades y los pueblos más pobres y aislados a fin de que sus habitantes tengan un poco de las alegrías reservadas hasta ahora a los grandes centros urbanos". "No se trata de pedirles asimilación alguna a los campesinos -interrumpió García Lorca-. Queremos mostrarles esas cosas bellas para darles el gusto por lo bello".

31 entrevistas a Federico García Lorcacoincide en el tiempo con la aparición de otros libros de testimonios del poeta: Palabra de Lorca; declaraciones y entrevistas completas, publicado en Malpaso; y Conversaciones con Federico García Lorca, publicado por Confluencia. Este auténtico boom de testimonios lorquianos Soria Olmedo lo achaca a que es una forma de descubrir la voz del poeta, de la que no han llegado testimonios. "La única manera de aproximarse a ella es a través de las cartas, pero uno cuando escribe siempre se inventa un estilo. Se dice que son la mitad de un diálogo, pero al final se compone una página, aunque sea la forma más elemental de escritura. En la entrevista puede ver uno ese modo oral, aunque en cierto modo son entrevistas narrativizadas".

Una consecuencia fundamental para el investigador es que "se desmonta el tópico de que su fama principal se deba a las circunstancias del asesinato". Al lado de la obra, que sigue reclamando el interés de los públicos y lectores más diversos, su asesinato ha adquirido un valor simbólico duradero como emblema de las víctimas de la guerra civil. En ambos sentidos, su figura ha alcanzado fama universal. Pero es importante recordar que la popularidad de Lorca no es en absoluto póstuma. Al contrario, alcanzó en vida una notoriedad creciente que puede calibrarse por la atención periodística que recibió en los ámbitos local, nacional e internacional.

Lo que hace especialmente jugosa la selección de Soria Olmedo es que abre el foco para analizar también el propio marco de las declaraciones del poeta: "Me interesaban las entrevistas porque en esa época era aún un género periodístico incipiente. Como el objetivo principal era la palabra de Lorca, en algunas recopilaciones se han quitado los prólogos del periodista"

El estudioso recuerda que "esta labor de recuperación de este otro tipo de textos se debe a una gran hispanista y lorquista, Marie Laffranque, que era una mujer extraordinaria. A ella le interesaba la voz del poeta y suprimía la del periodista". "Por otro lado, como los contenidos de las entrevistas son archiconocidos, creo que los delantales de los periodistas les suman interés. También tiene atractivo para la historia del periodismo ver como se reproducía la voz del entrevistado antes de que apareciesen los medios mecánicos para realizar la grabación. Había que hacer un esfuerzo de escritura y aquí se ve que unas veces sale mejor y otras se lo está inventando el periodista", comenta el investigador, que añade al final un curioso y entretenido conjunto de notas para aclara "esas circunstancias menudas que ponen en contexto las entrevistas y que con el tiempo desaparecen".

Igualmente sustancioso resulta el prólogo, en el que el catedrático profundiza en la actitud de los periodistas, en los que distingue dos estrategias: "La de quienes se afirman como escritores e introductores de la figura en cuestión y la de quienes restringen su presencia ante el entrevistado", "un método de abordaje" que califica como "más moderno".

De especial interés para los que quieran profundizar en sus lecturas de la obra lorquiana, estas entrevistas permiten descubrir como "el espacio de la difusión y recepción pública del medio influye en el tono y el rumbo de las declaraciones". Así pueden apreciarse, "pequeñas inexactitudes vanidosas", como quitarse años, o actitudes de "pose" en ciertas entrevistas, pero sobre todo datos muy sustanciosos sobre "la poética y la estética teatral", y "el compromiso social y político" del autor de Bodas de Sangre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios