"Los raperos estiramos la cuerda y buscamos los límites para superarnos"

  • l El rapero Nach actúa esta noche en la sala Industrial Copera a partir de las 21.00 horas. Alabado unánimemente por la genialidad de sus rimas, Nach hace parada esta noche en la sala Industrial Copera para presentar su álbum 'Un día en Suburbia'

En Un día en Suburbia, en uno cualquiera escogido al azar, se suceden tantas emociones que sería imposible contarlas todas. Nach ha querido ir más allá y no sólo las ha contado, sino que les ha puesto música y ha creado para ellas unas rimas casi imposibles con las que evocar ese paseo por las entrañas de un lugar cualquiera. "Planteo un viaje por la ciudad, por la calle, con la ciudad del fondo, a través de un día en el que las canciones se suceden desde que amanece hasta que anochece y donde miles de estados de ánimo distintos y pensamientos tienen lugar. Quiero hacer viajar al oyente, ponerme yo como el conductor, y llevar a los pasajeros a través de mis ideas, pensamientos, frustraciones, sueños y pesadillas", explica el rapero, que esta noche presentará su último álbum en un concierto en la sala Industrial Copera.

Un día en suburbia es el resultado de más de dos años de trabajo marcados por la permanente sensación de "querer ir más allá" de los límites de lo conocido. Para ello ha buceado en los ritmos, ha exprimido las posibilidades de los instrumentos y los skratches, ha revuelto la esencia de las palabras y hasta ha desafiado a su propia voz con la única intención de hacer un disco redondo.

"Me lo pasé muy bien creando este álbum, sintiendo la aventura de lo que podría pasar después. Un disco tiene detrás un proceso muy divertido y hay que tomárselo así, dejando a un lado las presiones. Además, siempre es bueno plantearse retos y yo me propuse ir un poco más allá, superarme a mí mismo y ver hasta dónde era capaz de llegar. Se trataba de exagerarme a mí mismo y ver lo que ocurría. Para estas canciones tenía mensajes muy claros que quería explicar a los demás, muchas cosas por decir, y un disco da de sí para decir mucho", explica.

De hecho, esta aventura le ha dado a Nach tanto para decir que poetas como Félix Grande no terminan de explicarse cómo es posible recitar los versos de canciones como Efectos vocales -todo un malabarismo sintáctico- sin convertir las frases en un trabalenguas. Pero Nach prefiere dejar a un lado los alagos y reconocer que la gente del hip hop se limita a "tener mucho vocabulario" y a "investigar y jugar" con él. "Eso es lo que nos da la'vidilla", reconoce, "somos muy de ir hasta los límites sólo para superarnos, de competir con el otro para ver lo más nuevo que se ha hecho e intentar ir a más estirando la cuerda al máximo. Es lo que más me fascina del hip hop".

Pero como todo tiene su lado ¿más oscuro?, la llamativa forma de frasear de Nach ha llamado la atención hasta a los responsables de la campaña Yo Pongo Condón, el rap con el que el Ministerio de Sanidad trata de impulsar el uso del preservativo entre los jóvenes, aunque sin consulta previa con su autor. "La verdad es que estoy flipando un poco con todo esto. Han copiado totalmente los versos, y eso no está nada bien... No sé qué tipo de creativo se dedica a coger una idea ya hecha para transformarla de una forma tan simplona. Siempre que se hacen anuncios donde está por medio gente que no es del hip hop sale algo muy cutre", se queja.

De todas formas, Nach prefiere dejar todo este asunto en manos de su compañía y centrarse en sus conciertos. Para esta noche advierte que saltarán las chispas y que público y músicos seran uno solo, viajeros todos del mismo tren que recorre cada día las estampas de Suburbia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios