Actual

Una lectura cruzada recuerda el IV centenario de la expulsión de los moriscos

  • El acto repudia el 510 aniversario de la quema de 5.000 volúmenes árabes

La granadina plaza de Bib Rambla acogió ayer un acto organizado por la asociación Granada Abierta por la Tolerancia en colaboración con la Universidad de Granada para "hermanar" la lengua castellana con el árabe a través de la lectura cruzada de poemas en ambas lenguas como recuerdo del cuarto centenario de la expulsión de los moriscos y el 510 aniversario del "atentado cultural" perpetrado por el cardenal Cisneros con la quema de aproximadamente unos 5.000 volúmenes escritos en lengua árabe.

El coordinador de esta plataforma cultural, Francisco Vigueras, informó a Europa Press de que el acto se ha celebrado desde una "perspectiva laica" con la participación de tres estudiantes granadinos que recitaron poemas en lengua árabe y tres estudiantes marroquíes que han hecho lo propio con poemas en castellano, porque se ha tratado de un "hermanamiento" de lenguas justo el año en el que se conmemora el cuarto centenario de la expulsión de los moriscos, descendientes de la población de religión musulmana convertida al cristianismo por la pragmática de los Reyes Católicos.

"Esto simboliza la fusión entre culturas frente a aquella expulsión y el atentado del cardenal Cisneros", dijo en cuanto a la quema de unos 5.000 volúmenes escritos en lengua árabe. Así, llamó a "superar este atentado cultural" mediante el acercamiento de las sociedades a través de actos como el celebrado ayer en la plaza de Bib Rambla.

Con una clara apuesta por el "plurilingüismo" como patrimonio de las sociedades civilizadas, el acto contó con la participación del trovador Javier Tárraga y su recital de textos extraídos del romancero popular, así como de un cantautor marroquí que ha recuperado canciones andalusíes para el público.

Durante este acto, la organización reclamó asimismo los cerca de 40 volúmenes redactados en árabe que Cisneros habría salvado de la quema para entregarlos a la biblioteca de Alcalá de Henares (Madrid) dados sus contenidos como medicina, calificando los hechos de "expolio bibliográfico" y pidiendo su devolución al patrimonio granadino.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios