Una referencia de calidad

El interesantísimo folletín urdido por James Robinson, que aquí termina, sorprendió a propios y extraños a la fecha de su edición, allá por los cada vez más lejanos años 90. En aquel mercado convulso, marcado por la creación de Image en 1992, esto es, por la predominancia de una poética visual manierista y el abuso de lo comercial, Starman apostó firmemente por un discurso literario sofisticado y un desarrollo denso y ordenado, no exento de ritmo, que ha acabado por convertir la singular y afortunada serie en un título de culto y una referencia ineludible del tebeo de superhéroes de calidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios