firmado: mister j.

El regreso del detective oscuro

  • La última aportación de Planeta a la bibliografía de DC en castellano recopila la etapa de Englehart y Rogers en 'Detective Comics' e incluye los seis números de 'Dark Detective'

Y bien, se acabó lo que se daba. Como indica David Hernando en su introducción, con este tomo del Batman de Steve Englehart y Marshall Rogers concluye la edición en español del catálogo de DC por parte de Planeta. Han sido seis años, intensos y controvertidos, excitantes, inesperados, en los que el lector de superhéroes ha podido disfrutar al fin de la edición ordenada, variada y abundante de los productos de la franquicia más longeva del género. Una labor, en conjunto y más allá de sus deficiencias técnicas, superior a la que realizase en su día Ediciones Zinco, la única editorial antes de Planeta que se propuso valiente y abiertamente cubrir el vacío bibliográfico de un mercado como el nuestro, monopolizado -en lo que al género de superhéroes se refiere- por Marvel.

Seguramente es la presencia errática y desordenada de DC en nuestras librerías a lo largo de las décadas la que ha generado la poca aceptación de su producto por parte de los lectores españoles. Una gran parte del fabuloso caudal de DC, la editorial pionera, inventora del género allá por 1938, sigue inédito por estos lares. Más aún, la propia recepción crítica que ha merecido indica frecuentemente una absoluta ignorancia. Al hablar, por ejemplo, del Superman editado por Mort Weisinger durante los años 50 y 60, hito pop definitorio de la fórmula de éxito y probablemente el causante del ingreso del superhéroe en el imaginario colectivo, una fuente autorizada -cito el pecado, pero no el pecador- escribe: "veinte años que estuvieron a punto de acabar con la popularidad del personaje. Durante este tiempo, los dibujantes Schaffenberger, Boring y Swan se esforzaron inútilmente en sacar adelante al superhombre con un mínimo de dignidad, pero los guiones podían con ellos", lo que equivaldría a deslegitimizar la música de la Motown realizando un análisis filológico de sus letras o a despreciar el pop inglés porque sus canciones contienen rimas facilonas y absurdas.

Terminan, en fin, los seis años de DC en Planeta y ya hace que se anunció el recambio inmediato: ECC (El Catálogo del Cómic), con Francisco Calderón a la cabeza, toma en enero las riendas del vasto fondo de la editorial neoyorkina. Desde aquí les deseo la mejor de las suertes. En cuanto al libro de Batman en sí, esta última aportación de Planeta a la bibliografía de DC en castellano, el volumen recopila la celebrada etapa de Englehart y Rogers en Detective Comics, publicada originalmente en 1977 y 1978. Se incluyen las aportaciones de Walter Simonson y Len Wein que abren y cierran la trama principal, y se complementa el conjunto con los seis números de la serie Dark Detective, reencuentro de autores y personaje que tuvo lugar en 2005, así como el DC Special Series 15, de 1978, escrito por Dennis O'Neil y dibujado por el propio Rogers.

El tomo es el ejemplo perfecto de lo que han sido las ediciones de Planeta, de sus aciertos y defectos -como la falta de nitidez de determinadas páginas o la ausencia de algunas portadas-. Y también el mejor exponente de la DC de Julius Schwartz, la de unos personajes clásicos, mitos del imaginario estadounidense, que buscan desesperadamente adaptarse a los nuevos y más oscuros tiempos de la era punk que se viene encima. El trabajo original de Englehart y Rogers, el de la década de 1970, era y sigue siendo fresco y elegante. Ha servido de inspiración para varias generaciones de autores, dentro y fuera de DC, y no debe faltar en ninguna biblioteca de aficionados a los superhéroes. No se me ocurre un fin de fiesta más acertado.

l firmadomisterj.blogspot.com

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios