"El rock se está perdiendo en la metáfora y la falsa poesía"

  • Pereza lleva esta noche a La Zubia el terremoto de emociones que cabe en su disco 'Aproximaciones'

En casi diez años como Pereza, a Rubén y a Leiva les ha dado tiempo para lanzar cinco discos, dar una multitud de conciertos y conseguir hazañas tan milagrosas como poner de acuerdo a la revista Rolling Stone con Los 40 Principales. Convertidos en uno de los grandes fenómenos de la música española actual, los madrileños llegan esta noche a La Zubia para presentar en directo -y sin miedo hacia su 'contrincante' Roger Waters- el aluvión de música que cabe en Aproximaciones, su mejor disco.

-¿Cómo viven todo lo bueno que les está dando 'Aproximaciones'? Empezaron muy cautos pese a toda la expectación que había y al final, nada más salir el disco a la calle, él solo se desmadró...

-Llevamos ya nueve años como Pereza y lo bueno es que cada disco ha ido a más. Ahora estamos muy contentos y nos viene a ver mucha gente, pero ha sido una progresión paso a paso, disco a disco y concierto a concierto. En cada entrega intentamos superarnos a nosotros mismos y hacerlo lo mejor que lo sabemos hacer en ese momento concreto. Nos quedan muchos discos por sacar, muchas canciones por hacer y muchos conciertos por dar, que es realmente lo más importante.

-'Aproximaciones' es un disco redondo, lleno de canciones con gran personalidad. ¿Se vuelven muy locos al elegir nuevos singles?

-Ahora somos más mayores y, de alguna manera, tenemos más oficio a la hora de hacer canciones, grabarlas e interpretarlas. Nos gusta que cada canción hable por sí sola, nunca hemos hecho un disco conceptual, sino que intentamos que cada canción aislada funcione independientemente y que el conjunto también sea coherente.

-¿Ha cambiado mucho desde que salieron al estadio de La Peineta para telonear a Bon Jovi?

-Bastante, aunque para nosotros es muy importante y muy de agradecer poder estar viviendo y ganarnos la vida de lo que nos gusta, de nuestro sueño, que es tocar y hacer canciones. Cuando nos avisaron de que íbamos a telonear a Bon Jovi todo el mundo nos dijo que ése sería el momento álgido de nuestra carrera, pero no fue ningún pelotazo... Un músico va haciendo muchas cosas y la suma final de todas ellas es lo que da resultado, pero no una sola. Esas cosas sólo pasan con las canciones; un buen tema es lo único que puede hacer que tu vida cambie de la noche a la mañana.

-¿Fue 'Pienso en aquella tarde' la canción que cambió el rumbo de Pereza?

-Pienso en aquella tarde fue la primera vez que notamos que funcionaba una canción nuestra en la radio y que los dj's la pinchaban. Digan lo que digan, es importante darse a conocer y sonar en la radio. Lo hacía Elvis, The Beatles... Los que más sonaban en la radio al final han sido los más grandes.

-Con Pereza sucede algo muy poco habitual: están tan bien considerados en las radios comerciales como en los círculos independientes. ¿Es difícil llegar a ese equilibrio?

-Nunca nos lo hemos planteado, pero está muy bien contar con el respeto y la comercialidad. Nosotros hacemos canciones, intentamos comunicar con ellas y llegar a la gente lo más hondo posible. Los rollos de 'pseudo tribus urbanas' de indies o pijos comerciales nos dan igual, hacemos canciones para quienes les gusten, lleven cresta, esmoquin o sean buceadores.

-¿Alguna fan ha terminado enfadada después de escuchar la canción dedicada a las grupis?

-Con Grupis pasa una cosa que nos encanta, y es que hay gente a la que le apasiona la canción y gente que se siente ofendida con ella. Eso es precisamente lo que buscábamos. Creemos que el rock'n'roll se está perdiendo en la metáfora y en la falsa poesía, y eso que el rock nació diciendo las cosas como son: hacía muy feliz a un sector de la población mientras que a otro le tocaba las pelotas. Que haya personas que se sientan ofendidas con Grupis demuestra muy poco sentido del humor y que sigue habiendo gente muy rancia, aunque nos encanta esas dobles sensaciones que puede provocar una canción.

-¿Cuál es el secreto para que su 'matrimonio' sea tan duradero?

-Nuestro secreto es que somos un matrimonio abierto, no somos celosos y nos dejamos querer por otras personas...

-Los años no hacen merma...

-Para nada. Empezamos tocando la guitarra acústica de madrugada en un descampado que había al lado de la casa de nuestros padres soñando con tirar hacia delante. Llevamos ya tantos años en esto, pasamos tanto tiempo juntos y hacemos tantas cosas en común que hay veces que sabemos perfectamente lo que está pensando el otro ya ni con la mirada, sino casi con el olor.

-Son uno de los grupos más 'generosos' de la escena, suelen invitar a muchos amigos músicos a sus trabajos. ¿No sienten algo de recelo al compartir sus canciones?

-Hay canciones que las sientes más personales y que te tocan teclas más profundas y subjetivas y otras que son más festivas y disparatadas y que se prestan más a se una gente.

-Su concierto coincide con la actuación de Roger Waters en Granada. ¿Quién saldrá victorioso del duelo, Pereza o Pink Floyd?

-Buf, ¡es que yo soy el primero que soy súper fan de Pink Floyd! Yo le diría a la gente que nosotros estamos en estado de gracia temporalmente y que ir a ver a Pereza ahora sería como ir a ver a Pink Floyd cuando sacaron The dark side of the moon. Además, tampoco es Pink Floyd, es Roger Waters solo; faltan Rick Wright, David Gilmour y Nick Mason, que también eran Pink Floyd. Pero bueno, quien elija a Roger Waters tiene mi bendición, y si no tocáramos el mismo día yo sería el primero en ir a verle.

-¿Qué versiones se podrán escuchar en el disco que están preparando para regalar en su próximo concierto en Las Ventas?

-La gente envió sugerencias a nuestra página web proponiendo las canciones que le gustaría que versionáramos del pop español. Al final hemos escogido una de Extremoduro, una de Sabina, una de Burning y otra de Loquillo y los Trogloditas. Ahora estamos a mitad de la grabación, en los pocos huecos en los que estamos en Madrid entre concierto y concierto, y estamos muy contentos con el resultado. Lo regalaremos en el concierto de Las Ventas y, aunque está feo que yo lo diga, al día siguiente estará colgado en muchos sitios en internet. Lo sabemos todos, así que da igual que lo diga, ¿no?

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios