El rock que surgió del frío

Mantienen que en Granada matamos a los feos o los mandamos a Finlandia, pues todos somos bellos, dicen. Así debe ser la juerga que se dieron tras su actuación del viernes en Planta Baja. Y deben saber de lo que hablan porque es la segunda visita del combo sueco en apenas un año. Cuenta la leyenda que toman el nombre de un dentista al que suspendieron la licencia por obstinarse en operar a sus pacientes ataviado con capa y máscara de pájaro. Más vale no pensar en el uso que le daría al óxido nitroso, la sustancia disociativa que durante años usaron lcomo anestésico. Sea como sea, volvieron a ofrecer una entregadísima noche de rock and roll sudoroso y garage de garrafón sin dosificador. Continuando la senda emprendida por otros ilustres grupos escandinavos, Alex Face se formó en Gotemburgo por el incansable frontman David Kihlberg y el guitarra Sebastian Burgmann. A ellos se unió el hermano de David, Frederik 'cara de niño' Kihlberg y el vibrante batería Björn Westerund. Inconfundiblemente norteños, con su aspecto de hijos díscolos de una familia de La Casa de la Pradera, pusieron en marcha su máquina de rock primitivo y desenfreno. Rock and roll de la época en que servía de banda sonora a los espectáculos de strip-tease de tugurios para marineros en puerto. Rotundo rock'n'blues, boogie-woogie vacilón y enérgico garage-punk que emparentan a Alex Face con grupos como The Oblivians, The White Stripes o Jon Spencer Blues Explosion. Rock salvaje sin aditivos y sin complejos, carnoso y sexual, como esa canción en la que el chaval disfruta todavía por la mañana, camino del instituto, del olor a sexo del que se impregnó su mano la noche anterior. Y es que en ellos todo parece ser de la vieja escuela, como la desvencijada Volkswagen con la que recorren Europa en su segunda gira. O como la hospitalidad con la que recibieron a Alfredo Yuzin cuando se unió a la fiesta para añadir fluidos en un par de temas de aroma bluessy soplando notas sin compasión. Hace un par de años el sello Alleycat quedó prendado de su fuerza y les publicó su primer álbum. Con él los descubrimos en su primera visita y ahora que han repetido ya sabemos que son una garantía para cualquiera que monte su noche de rock and roll. Esperemos que vengan muchas más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios