retroback Gala de inauguración

Un rodaje improvisado

  • La Plaza de la Fuente de las Batallas se convirtió ayer en el escenario de 'El Padrino' justo antes de que comenzase la gala de inauguración en el Isabel la Católica

La calle se convirtió ayer en el escenario del rodaje de escenas de una de las más importantes películas de Marlon Brando, El Padrino. Volvía a repetir la película de Coppola en la segunda noche de Retroback porque justo el día antes también había servido para amenizar una fiesta en la Mae West.

Justo antes de que se iniciara el acto de inauguración oficial de Retroback, la Plaza de la Fuente de las Batallas acogió a un grupo de actores de la compañía granadina La Tetera Producciones Escénicas que dieron de nuevo vida al filme de Coppola, ayudados por los granadinos y visitantes que se animaron a protagonizar algunos de los momentos más recordados de la historia del cine. A base de gritos por micrófono, los intérpretes fueron dando las órdenes pertinentes a los curiosos para recrear las escenas. Los profesionales reprodujeron situaciones inolvidables para los cinéfilos, al tiempo que interactuaron con el público asistente con el objetivo de sorprenderle y hacerle pasar un gran momento, además de convertir a los más osados en los verdaderos protagonistas de la escena.

Como parte del impulso que Cruzcampo ofrece a este festival, y entre otras iniciativas, que no se sorprendan los granadinos o visitantes si ven por la ciudad comandos de romanos desplazándose en cuádrigas por las principales calles del centro: como un guiño al Marco Antonio interpretado por Brando, estos romanos recorrerán los bares del centro de Granada repartiendo entradas para asistir al festival entre los consumidores de la conocida marca de cerveza. Serán en total 300 los afortunados que puedan disfrutar gratis de las jornadas de Cine Clásico que Retroback trae a la ciudad granadina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios