El salto del 'folk podrido' a las luces del pop de Checopolaco

  • La banda de Julián Méndez, ya sin aquello del ukelele, estrena esta noche en en el Teatro Alhambra 'Las fuerzas y la rebelión de los que estamos perdidos', su segundo disco

Dio sus primeros pasos como un Lori Meyers y continuó en la aventura de la música junto a Antonio Arias y Los Planetas; pero aunque haya pocos que puedan presumir de trayectoria como él, Julián Méndez tenía demasiadas canciones propias por ser escuchadas. Resguardado bajo el alter ego de Checopolaco, el músico granadino ha dado forma a un proyecto personal que se mueve entre la luz del pop y los momentos más pantanosos del folk y del que esta noche se podrá escuchar en directo en el Teatro Alhambra lo nuevo que ofrece su segundo disco.

Las fuerzas y la rebelión de los que estamos perdidos (Meridiana, 2012) toma el relevo de su predecesor, Un disco de folk podrido, como resultado de muchas horas de música. Si el primero contaba con canciones "muy directas", fruto de lo que sabía por aquellos primeros años en los que "grababa a lo que saliese", ahora apuesta por las estructuras pop, por temas "más meditados" que remiten casi sin querer a Buddy Holly, The Beach Boys, Nacho Vegas o The Strokes. Toda una mezcla explosiva con una identidad propia y que pinta tan bien que bandas como Reina Republicana, La Estrella de David o los propios Lori Meyers recomiendan seguir de cerca.

Por el camino, a Checopolaco le ha dado tiempo de perder el ukelele con el que se dio a conocer cuando daba sus primeros pasos. "Empecé solo y me pareció buena idea lo del ukelele, pero me di cuenta de que resultaba muy largo y que ya estaba demasiado visto, todo el mundo que tenía un grupo le ponía lo del ukelele. Ahora ya estoy más arropado por la banda y no hace falta", cuenta Méndez; y es que el músico se ha rodeado de amigos de Loja de toda la vida como Luis Liceras (guitarra), Tony Slowfinger (bajo), Enrique Cañizares (teclados) y Alberto Ortiz (batería) para completar la formación.

Grabado en los estudios Loja Sound con David Sutil a los mandos, el álbum se pasea por canciones como Diadema, Laura Taylor, No tan frío invierno, El batallón, Como un ángel o Vente al norte, reflejo de lo mucho que Méndez ha crecido musicalmente en este tiempo y en las que conviven a la perfección momentos de alegría con instantes de tristeza y de desamor.

El concierto de esta noche llega en un momento de "muchísimas ganas" de tocar para la banda y, aunque lo de cambiar la segunda línea de fuego en la que suele moverse por estar frente al micrófono nunca fue algo fácil, viene con la intención de no dejar a nadie indiferente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios