Los secretos de la obra maestra de Otto Dix

  • n muestra Hoy se inaugura en el Museo Thyssen-Bornemisza.

La vinculación de Otto Dix con los grandes maestros, su interés en reflejar la verdad que le llevó a convertirse en uno de los principales representantes de la Nueva Objetividad, y la relación de su pintura con la fotografía se reflejan en la exposición Otto Dix. Retrato de Hugo Erfurth. Técnicas y secretos.

Perteneciente a la muestra número 21 de la serie Contextos de la Colección Permanente del Museo Thyssen-Bornemisza, en la que a través de una exposición monográfica se profundiza e ilustra el contexto en el que fue creada, la muestra gira en torno a la obra Hugo Erfurth con perro, realizada en 1926.

Otto Dix es uno de los artistas alemanes más importantes del siglo XX que en su obra reflejó las contradicciones de la sociedad de la época. Integrado en todas las etapas del siglo de los ismos, fue realista, expresionista, dadaísta, pero sobre todo uno de los realistas más críticos de la época, que decidió quedarse en las relaciones reales de los seres humanos en vez de entrar en grandes abstracciones. La exposición, que hoy se abre al público, pretende estudiar ese estilo realista de Dix y analizar la relación del pintor con su amigo Hugo Erfurth, afamado fotógrafo de retratos y, a través de ella, profundizar en un capítulo fundamental del debate artístico de esos años: la equiparación de la pintura y la fotografía. Otra aportación de la muestra es poder comprobar cómo la intimidad y relación de Dix con los grandes maestros del Renacimiento, principalmente alemanes, data desde mucho antes de que estos encuentros se pusieran de moda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios