"Nos sentimos una banda principiante"

  • El Puchero del Hortelano inicia esta noche en la Industrial Copera el fin de gira de 'El Tiempo de Manuel', un disco que demuestra que 'los pucheros' son de todo menos una banda de flamenco

No es que sufran nada parecido al síndrome de Peter Pan, pero los miembros de El Puchero del Hortelano siguen sintiéndose a los 30 como aquellos amigos de universidad que un buen día decidieron montar una banda y hacer su propia música. Quién se lo iba a decir diez años atrás. Sus vidas han cambiado muchísimo pero no las ganas: "Seguimos con la ilusión de una banda principiante". Como dice Antonio Arco, cantante del grupo, "es el proyecto de nuestra vida al que hemos dedicado más tiempo, toda una década". Ellos tienen ahora muchas de las cosas con las que todo el mundo sueña: "Hemos podido realizar nuestros proyectos con nuestros amigos en algo que nos permite viajar por todo el mundo".

En Granada, en la Industrial Copera, comenzarán hoy el fin de gira de El Tiempo de Manuel, que les llevará también a la Sala Razzmatazz de Barcelona y La Riviera de Madrid. Con su último disco, el séptimo,han ido descubriendo que su crecimiento es ascendente. Con llenos en prácticamente todas las salas -las entradas están agotadas en la Copera-, "lo bonito y con lo que estamos más contentos es con que cada vez que volvemos a una ciudad entra más gente que la anterior". Les resulta toda una sorpresa. "Viendo la crisis que hay es todo un logro. Si una vez llenas 500 y luego entran 700 es como para no estar contento".

Aunque la mayoría vive en Málaga, siguen considerando a Granada su casa, aquella casa en la que se conocieron cuando eran estudiantes de Música. Aquí harán un concierto especial. "Vendrá la familia y los amigos, que se echan mucho de menos cuando vas lejos y triunfas". Lo de triunfar entre comillas, avisa Arco. "Siempre se lo contamos, pero nos gusta que lo vean ellos mismos porque es muy importante que la familia te apoye en esto". En el concierto repasarán 24 canciones de toda su trayectoria, pero habrá cuatro canciones por petición popular. "Decidimos abrir un periodo de votos en Twitter y Facebook porque había canciones que la gente nos pedía hacía mucho tiempo y que no tocábamos en esta gira". La más votada, la ganadora ha sido Miedo, una canción que habían descartado "porque era un tema lento y este álbum ya tiene bastantes". Pero el público tiene la palabra.

No será lo único. Acompañándoles habrá una serie de proyecciones audiovisuales de Perro Raro, que les hizo la portada del último disco y ha trabajado con Lapido o Eskorzo. "Va a ser algo muy bonito que nunca habíamos hecho".

Después de tanta gira, acaba el "frenesí" de estar "un fin de semana en un sitio y el otro también". Precisamente en la anterior, en los ratos de furgoneta y camerino, surgió El Tiempo de Silencio. ¿Qué se ha cocido en ésta? "Furgonetas ha habido pocas", dice Arco. "Hemos tirado mucho de avión y ha sido bastante estresante porque excepto cuatro ratos, lo demás ha sido llegar con la hora pegada al culo. De los pocos ratos de tranquilidad, recuerdo el último en Santander, haciendo un poco de turismo y sí lo disfrutamos más".

Y entre viaje y viaje -puesto que no inspiran mucho las turbulencias-, "el próximo disco está surgiendo los miércoles" en casa del cantante porque es el día que han fijado como día de ensayo. "Los miércoles nos juntamos y vamos arreglando las canciones". Se ha convertido en un centro de operaciones donde juntan bajo, un par de guitarras, el saxo... "Nos permite estar en el piso tranquilos. Cuando metamos la percusión ya nos iremos al lugar de ensayo". Así trabajan más a gusto y tienen tiempo para experimentar con sonidos más electrónicos.

Su idea es comenzar a grabar en verano para que el disco pueda ver la luz a finales de 2012. Antes tienen nuevas fechas confirmadas en el Viña Rock y Francia.

Disco a disco, El Puchero del Hortelano ha ido demostrando que es una banda que siempre ha hecho lo que ha querido. No es "una banda de flamenco", como se lee en su descripción de Wikipedia. Y no se identifican con esa definición porque si alguien que no les conoce decide ir a un concierto puede "decepcionarse bastante", dice el músico. "Los primeros discos eran más flamencos pero desde hace un tiempo se nos ha encasillado como un grupo flamenco y ya es muy difícil salir". El Tiempo de Manuel, por ejemplo, tiene muy poco de flamenco. "En alguna crítica nos han llegado a llamar punks..." Pero este álbum es "más pop rock". Elegido por Mondo Sonoro como el mejor disco de este género en el sur. Un disco que les ha permitido conocer a más bandas. Un disco que se "ha vendido muy bien". Un disco que "a pesar de estar en descargas es el que más copias ha colocado". Y el "mejor disco que tenemos hasta la fecha para mí", dice orgulloso.

Como el puchero, "cada uno lo hace como quiere". No les basta un plato para sentirse tan fuertes como Popeye con un bote de espinacas, pero confiesa Antonio Arco que de toda una gira estresante con lo que se queda es con la gastronomía que hay por toda España. "Eso sí lo disfrutamos, mira. Siempre intentamos parar en sitios que nos gusten. Intentamos buscarnos la vida y repetir donde hemos comido bien otras veces. Los apuntamos todos y ya tenemos para una guía Campsa Puchero de gira... Está muy bien porque ya llegas al sitio de carretera y te conocen", bromea el vocalista de la banda.

Así, es normal que sigan siendo un poco niños. Cuando descubren comentarios de sus seguidores en sus activas redes sociales o cuando miran atrás, "nos damos cuenta de que no somos tan principiantes, pero sí somos conscientes de que nos queda mucho por hacer".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios