"Me siento más yo que nunca, como si empezase a renacer"

  • Sole Giménez le cantará a Santa Fe toda 'La felicidad' que cabe en su nueva vida

La separación de Presuntos Implicados hace algo más de un año llevó a Sole Giménez a una "crisis existencial" que supo aprovechar a tiempo y transformarla en un puñado de hermosas canciones que han visto la luz en La felicidad, un disco que se podrá escuchar esta noche en la Plaza de España de Santa Fe.

-Arranca nueva etapa. ¿Le cuesta subir al escenario sin el cobijo del resto de Presuntos Implicados?

-Aunque ahora esté sin ellos, siempre estoy arropada por una banda estupenda y músicos que, además, son amigos. Me siento de puntillitas y empezando de nuevo a renacer. El público me está dando la respuesta perfecta y no puedo pedir más. Es una nueva etapa y voy poco a poco.

-¿Este renacer le ha permitido redescubrir alguna faceta propia que desconocía o tenía latente?

-He descubierto nuevas cualidades y me he reafirmado en cosas que antes no tenía demasiado claras. Como compositora tenía mis dudas, pero he compuesto la mitad del álbum con canciones que creo que tienen bastante nivel. Como cantante, reconozco que tengo la voz mucho más limpia y que mi estado anímico se refleja en todo. Ahora me siento más yo que nunca. Con este disco he tenido la suerte de encontrar las canciones y poder componerlas porque, aunque intentas dar lo mejor de ti, no siempre lo consigues.

-En su disco canta a una felicidad en mayúsculas, a sentimientos muy luminosos, aunque la tristeza y la soledad también tienen un peso importante en las canciones...

-Este disco refleja el estado en el que me he movido mientras componía las canciones. Pasé una crisis bastante profunda cuando dejé Presuntos Implicados, puede que la mayor de mi vida, porque era más que una depresión, era una crisis existencial. Me encontraba muy sola y toqué fondo cuando empezaba a componer. Lo bueno es que tengo la suerte de escribir sacando mis fantasmas y haciendo limpieza interior, así que en el disco se puede escuchar este recorrido, de tocar fondo e intentar salir hacia delante hasta encontrar la ilusión de vivir.

-¿Cabe la felicidad en un disco?

-Por supuesto. La música es uno de los lenguajes que más profundamente llegan con muy poco esfuerzo. Todas las capas que nos ponemos para ocultar nuestras emociones y sentimientos se pueden deshacer en un instante por una canción. La música te mueve, te hace recordar, te habla de ti misma y llega al corazón de primera mano.

-Su hermano pequeño, Manuel Veleta, le ha escrito una de las canciones que mejor definen el sentimiento general de 'La felicidad'...

-Silba es una canción que habla de un momento muy concreto de nuestras vidas; era la última parte de la gira de Presuntos Implicados y tuvimos que viajar mucho por toda España. Fue un momento muy duro, pero él ha sacado de ahí lo mejor, que es una canción preciosa. Conozco a mi hermano y sus sentimientos, y entiendo mucho mejor que nadie sus letras. Creo que es uno de los mejores compositores que hay actualmente en España porque le está dando a la música muchas cosas que no se dan actualmente, como un nivel muy alto de poesía en los textos.

-Su hermano, pero también el de Iván Ferreiro, el de Leyva de Pereza o el de Nacho Vegas parecen dispuestos a hacer la revolución de los pequeños de la casa.

-Es que están pasando muchas cosas raras en la música en España. Hubo una época gloriosa en la que las emisoras de radio apostaron por la música nacional y de donde surgieron bastantes grupos que contaron con apoyo. En el 2000, además de la crisis de la industria, la radio ya no apuesta por toda la diversidad que existe, hay mucha gente con gran talento que se está quedando sin voz. Hay un cuello de botella bastante estándar en la música por el que sólo pasan unos pocos y, todo lo que salga de ahí está condenado al desconocimiento. La música que suena ahora la tenemos que intentar escuchar a través de otros medios, porque la radio le está dando la espalda.

-¿Con quién es ahora mayor el reto, con los antiguos seguidores de Presuntos Implicados o con los nuevos que se acercan a Sole?

-Mi reto es perdurar. La música está hoy en uno de sus peores momentos; hay mucha creatividad pero no hay ventanas, no hay apoyo. Yo me doy por satisfecha si la gente se acerca a este disco y viene a los conciertos y disfruta. Ésa es mi única meta, que no salgan defraudados de esta experiencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios