El Barrio. Cantante

"Me quito el sombrero ante la gente honrada, comprometida y solidaria"

  • José Luis Figuereo Franco sigue arrasando con discreción y esta noche presenta en el Palacio de Congresos su último disco, 'Duermevela', con las más de 8.000 entradas vendidas hace semanas

Comentarios 6

Perilla, un salcillo en cada oreja y un sombrero calado hasta los ojos. Es la iconografía de José Luis Figuereo Franco, El Barrio, que esta noche actúa en el Palacio de Deportes con las más de 8.000 localidades vendidas desde hace semanas. Tendrá mejor aspecto que en la portada de su nuevo disco, Duermevela, donde aparece con unas orejas inquietantes. A lo mejor despierta el sábado con ese aspecto si, como suele hacer, alarga el concierto con algunos de sus muchos amigos de Granada. Dice que no se mete en Facebook pero, de hacerlo, podría presumir de tener más fans que nadie, como en sus conciertos.

-Es de los pocos artistas que llenan los palacios de deportes defendiendo nuevo disco en directo, tocándolo casi al 100 por cien. ¿Esto implica que sus seguidores siempre tienen el oído receptivo a sus nuevas canciones? ¿Se siente un privilegiado porque no le exigen determinados éxitos en sus directos?

-Es cierto que cuando saco disco nuevo y empiezo gira casi que la gente ya se sabe todas las canciones y es una ventaja de cara al repertorio, si quisiéramos meter todos los éxitos el concierto sería interminable. Es algo que reconforta.

-Ha dado un paso al frente en las letras, algunas bastantes más crípticas, enrevesadas. ¿Uno de sus éxitos es no tomar por tonto al espectador?

-En mis letras intento tocar temas sociales que están de actualidad, la inmigración, el cambio climático... Y el espectador se siente identificado y lo agradece.

-Tiene las crónicas de un gay y las crónicas de una loca. ¿Hacer canciones es a veces un ejercicio periodístico?

-Quizás sí, pero como te he dicho antes se trata de mostrarse más comprometido con la sociedad y, por ejemplo, en crónicas de un gay le doy un toque de atención a la Iglesia por su postura en el tema de los homosexuales.

-Un soñador con insomnio. ¿Es el resumen de lo que quiere decir con el disco?

-Las canciones del disco son el fruto de muchas noches de insomnio, de ahí en nombre de Duermevela y este disco es un poco de mi vida, es un pasito más en mi carrera.

-Homenajeó a Triana y ahora les toca a los Amaya. ¿Al hacer un tema tan conocido es mejor respetar el original o darle totalmente la vuelta?

-Se trata de hacer el tema tuyo, llevarle a tu estilo, con respeto y sin desvirtuar el original.

-Otro homenaje implícito del disco parece que tiene por destinatario a Paco Ventura, guitarrista de Medina Azahara, con el comienzo instrumental y guitarrero de uno de los cortes. ¿Es así?

-Sí, así es, ya sabéis que he bebido de la fuente del rock de Medina Azahara y otros grupos andaluces de la época.

-Tras tantos discos y canciones, ¿qué canciones emocionan más, las de amor o las de desamor?

-Yo creo que por igual, todo va en función de quien las escuche y del estado de ánimo de cada uno.

-Quien lo probó lo sabe. ¿Ese regusto queda para siempre? ¿Por eso puede escribir de desamor aunque viva feliz?

-Todos hemos vivido experiencias de amor y desamor y todo deja una huella imborrable.

-Ha definido ya un imaginario barriero. Gepeto es una de sus referencias y sale retratado en muchos temas, en esta ocasión en 'Mi amor (para todos los públicos)' . ¿Por qué?

-Porque creo en la mentira.

-Sus bulerías son cantadas en cualquier fiesta flamenca que se precie. La SGAE y usted se harían de oro si se cobrase cada vez que se canta un tema suyo...

-No lo había pensado pero tienes razón, de todas formas no me quejo de lo que cobro de la SGAE.

-Un año más pasando inédito por los premios de la música. ¿De verdad le importa poco como ha dicho en alguna ocasión o le sigue doliendo este desprecio? ¿Es el peaje por meter más público que nadie en los conciertos?

-Sus motivos tendrán cuando no me los quieren dar, habría que preguntarles a ellos, yo estoy bien como estoy y no quiero entrar en polémicas.

-Su Requiem por una magdalena está en la línea de 'Una canción para la Magdalena' de Sabina. Parece que a usted esta Magdalena sí le cobró...

-Es la historia de una prostituta que sufre un infarto en la esquina de la calle donde trabaja y hace un trato con Dios para poder acceder al cielo. Para contar esta historia aludo al pasaje bíblico donde Magdalena entra en un templo y las gentes la echan.

-¿Cuántos sombreros tiene? ¿Ante qué y ante quién se lo quita?

-Cada gira estreno uno y al acabar lo guardo, no sé exactamente cuantos tengo. Me quito el sombrero ante la gente honrada, comprometida y solidaria.

-Algunos artistas han aprovechado su imagen pública para apoyar a un partido político, como en las pasadas elecciones hicieron con Zapatero ¿Cuánto valdría el apoyo de un artista al que sus seguidores siguen a pies juntillas?

-Cada uno es libre de hacer lo que quiera, yo no soy partidario de hacerlo, no es cuestión de dinero, es cuestión de principios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios