"Yo sufro racismo a diario, pero los políticos tienen miedo a reconocerlo"

  • El músico madrileño, que participa en la campaña 'Rap contra el racismo', se suma a las jornadas sobre Derechos Humanos en Motril para intentar hacer creer a los jóvenes que otro mundo mejor es posible

Comentarios 1

En plena promoción de su último disco publicado El ataque de los que observaban, El Chojin hizo un hueco en su apretada agenda para acercarse a Motril y participar en las X Jornadas sobre Derechos Humanos e Inmigración organizadas por la UNED. De esta manera, combina su faceta de rapero de éxito con la de luchador contra injusticias como el racismo. Para ello, le viene fenomenal la admiración que sienten los jóvenes con él, para remover sus conciencias.

-¿Cómo está funcionando su nuevo disco?

-Muy bien, apenas hace 15 días que salió al mercado y hemos entrado directamente en el top 10 para situarnos en el noveno disco más vendido.

-Pero ha venido a Motril por otro motivo …

Sí, me hubiera gustado mucho presentaros el video promocional de la campaña Rap contra el Racismo pero se presenta oficialmente en Madrid, por lo que no era plan... No obstante, considero fundamental hablar sobre el racismo

-¿Cómo surge la idea de esta campaña?

-En una de las presentaciones de mis libros, Esteban Ibarra, presidente de la Asociación Movimiento contra la Intolerancia, me preguntó: "¿Qué está haciendo el rap contra el racismo?" Y me di cuenta de que yo estaba haciendo cosas individual pero no colectivamente, por lo que eché mano de mis contactos y reuní a los rappers más importantes de España en este proyecto.

-¿Hay en España racismo?

-Claro, yo lo sufro a diario. En el mismo portal de mi casa, hay vecinas que se apresuran a pulsar el botón del ascensor cuando me ven de lejos, porque no quieren subir conmigo. El problema es que los políticos tienen miedo a aceptarlo y dicen que no hay.

-Entonces, el racismo es algo que ha sufrido en primera persona …

-La gente te juzga por tu aspecto y solo por ello me dicen: "Tú no eres de aquí". Y yo les contesto que soy de Torrejón. Entonces la gente busca explicaciones absurdas, que si naciste en algún país americano y luego viniste, y les digo que no, que yo nací en Madrid. Esta diferencia se soluciona apagando la luz, si mi padre llama por teléfono nadie sabe si es blanco o es negro, así que es absurdo tratar a las personas de manera distinta. Estamos tan ciegos que nos negamos a aceptar la evidencia y estúpidamente dicen que soy inmigrante de segunda generación, cuando mi padre tampoco es inmigrante, porque cuando él nació en Guinea, era una colonia española.

-¿Puede lucharse contra el racismo desde el rap?

-El rap, como toda la música, mueve sensaciones de igual manera que Carlinhos Brown con las chicos de Candeal en Brasil o el We are the World, de Michael Jackson o el movimiento reggae con Bob Marley han servido para remover conciencias, no es algo excepcional del rap.

-¿Y desde el movimiento hip hop?

-El hip hop como filosofía de vida ha permitido luchar desde su origen en los años 60 contra la segregación racial en EEUU. Llegó para luchar contra la realidad: las cosas están mal pero se pueden cambiar. El lema de Obama Yes we can está basado en este movimiento. Por ello queremos ayudar desde el hip hop a luchar contra el racismo.

-A través del rap intenta corregir la conducta de los chicos en los institutos.

-Sí, es algo que no sólo lo hago en España. Lo he hecho en Mexico D.F., en Brasil, en Paraguay o en Casablanca. Se trata de un taller de composición de letras de rap en la prevención de riesgos para jóvenes y adolescentes. En los institutos siempre pregunto si hay alguien racista y siempre alguno levanta la mano y me dicen que porque su tío estaba enfermo en el hospital y vino un rumano y echaron a su tío para meterle a él. Intento corregir estos hábitos desde la lógica diciéndoles "¿tú crees que metieron a esa persona por ser rumano o porque estaba más grave que tu tío?".

-¿Qué le debe al rap?

-Cuando yo nací no había llegado todavía el rap a España. La suerte de vivir en Torrejón fue que al estar allí la base aérea americana llegaba lo último de USA, así que yo con 13 años escuchaba canciones que decían cosas como que no bebas, no tomes crack porque hay gente que hace negocios con ello y quiere enriquecerte a tu costa o que estudies porque la gente quiere no quiere que aprendas para aprovecharse de ti. Gracias al rap he evitado las drogas y el alcohol, el rap me ha animado a estudiar. Al rap le debo ser mejor persona.

-¿Qué cualidades debe tener un chico para llegar a ser un buen rapper?

-Debe ser chulo. De igual manera que los grafiteros quieren hacer la pintada más grande, con los colores más vivos y más llamativos y, si puede ser, en el tercer piso mejor que en el segundo para que cuando lo vean digan: "¡Qué loco, mira donde se ha subido!" y mientras, el tío vaya todo orgulloso por la calle y se sienta importante. Pues eso pero en la música. Los rappers dicen que pueden partir el cielo con los versos, está claro que no lo vamos a conseguir. También debe estar contacto con lo que pasa en la calle, si no sabe que hoy el pan ha subido y cuesta más que ayer, eso no ayuda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios