La supernova León Benavente

  • El grupo tocará esta noche en el teatro CajaGranada junto a Airissial dentro del Emergen&Cías

El ciclo aúna a grupos consolidados con otros emergentes. El ciclo aúna a grupos consolidados con otros emergentes.

El ciclo aúna a grupos consolidados con otros emergentes. / g. h.

Esta noche León Benavente cierra el ciclo Emergen&Cías en el teatro CajaGranada, un nuevo concepto de espectáculo que junta en un escenario a grupos consolidados con otros que están aún por explotar. Hoy la media naranja de los Benavente serán Airissial, unos granadinos que acaban de encender su mecha y prometen detonar con fuerza en un futuro muy próximo.

Los cuatro componentes de León Benavente, a pesar de ser un grupo relativamente nuevo, tienen bastante experiencia, llevan muchos años en esto y "esto hace que se tengan una serie de influencias y de formas de trabajar que da visos de poder consolidarse", cuenta Luis Rodríguez, guitarrista del grupo. Esto también hace que no caigan en errores de novatos, "el hecho de tener 40 años hace que la manera de trabajar sea más llevadera que si tuviéramos 20. Además si tuvieramos esa edad posiblemente acabaríamos entrando en guerras de egos", comenta riendo.

La clave de su éxito -el grupo tan solo vive desde hace unos 4 años y ya está considerada una 'superbanda'- es que han llenado un hueco que estaba libre "en cuanto a propuesta musical", aunque Rodríguez también destaca su forma de afrontar los directos: "hacemos unos directos bastante honestos y entregados, yo creo que el boca a boca también en un factor importante a la hora de entender el éxito de este grupo". Otro de los agentes que les han ayudado a alcanzar la gloria ha sido la integridad a la hora de desarrollarse como banda. León Benavente siempre ha mantenido una sana independencia en lo relativo al negocio de la música.

Pese a que le colocan la etiqueta de 'indie', León Benavente es de esos grupos que sabe congregar un buen puñado de almas en cada concierto. Ante la idea extendida de que si vendes muchos discos -veáse gustarle a mucha gente- dejas de tener calidad en lo que haces, o sea, te vuelves 'comercial', Rodríguez muestra tajante su desacuerdo. "El problema de la autenticidad de la música no es a posteriori, el problema está cuando la concibes, si cuando estás creando haces concesiones a la galería. En cambio si haces una música en conciencia y luego tienes la suerte de que se vende, ole." dice el guitarra, y añade que "el valor de la música está más en la concepción que en la recepción".

Su último disco, 2, dice Luis Rodríguez, a diferencia del primero sí tiene algo detrás, tiene un bagaje de grupo que en el primero no había. "Cuando nos pusimos con este disco ya teníamos a la espalda más de 180 conciertos, indefectiblemente eso se va a colar a la hora de hacer canciones, esa experiencia adquirida en el primero sí se nota en el segundo".

Tal vez sean las letras de sus canciones lo que les alcen en el podium de la música española. El desgarro, la lírica y su libertad son los pilares sobre los que se asienta 'el buen nombre' de este grupo. "Lo importante es la forma que tenemos de tratar los temas. Creo que no puede haber ningún tema que no se haya tocado ya, ni ninguno que nos de miedo, pero sí cuidamos mucho el cómo se cuenta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios