El teatro romano de Guadix topa con el futuro aparcamiento

  • El informe de las catas arqueológicas decidirá la viabilidad del proyecto

El importante hallazgo arqueológico que guardaba en su interior la Huerta de los Lao, un teatro romano, ha vivido esta semana uno de los momentos clave para saber cuál va a ser su futuro a corto plazo. Este pasado martes se reunían en Granada el alcalde de Guadix, Santiago Pérez, con el delegado de Cultura, Pedro Benzal, para ver cuáles van a ser los siguientes pasos a dar en este lugar. Unos pasos que se presumen fundamentales, tras parar la intervención arqueológica preventiva hace un par de semanas los promotores de las obras del aparcamiento que estaba previsto construir en la zona, ante los problemas de viabilidad del proyecto.

"Ahora mismo sabemos lo que ocurre en esta parte del solar, donde han aparecido los primeros restos, pero no en la otra zona donde aún no se han realizado las catas. Además, también ha aparecido otro muro que apega al teatro y que parece ser contemporáneo a él, aunque tenemos que estudiarlo mejor", explicó el arqueólogo, que se mostró totalmente convencido de que la investigación no sólo se limita a este primer sondeo, sino que "es necesario realizar un proyecto arqueológico en la zona".

En el transcurso del encuentro se determinaron los diferentes pasos a seguir en la Huerta de los Lao. En primer lugar, se deberá cuantificar el coste de las catas arqueológicas que todavía quedan por realizar, una cuantificación que deberá de realizar la empresa promotora.

Una vez obtenido el informe de esas catas se procederá a valorar la viabilidad del proyecto del aparcamiento. A partir de aquí, se abrirán dos posibles caminos: por un lado, que aparezcan más restos de importancia que lleven a plantear una actuación conjunta en esa zona arqueológica y a desechar la idea de construir el aparcamiento en el solar; y por el otro, que los restos permitan construir en el solar el aparcamiento pero con una modificación en el proyecto inicial.

Lo primordial ahora es continuar con las catas arqueológicas hasta obtener ese informe que determine el camino a seguir. En el encuentro, el Ayuntamiento puso de relieve su intención de seguir tirando del carro y liderando este proyecto. Durante la última semana, Antonio López, junto con tres arqueólogos más y un técnico, estuvieron excavando la definición del muro de la scena, que mide 46 metros de longitud y el escenario, hasta llegar al nivel de abandono. "Tenemos claro de que se construye en la primera mitad del siglo I, y como ocurre en la mayoría de los teatros de ésta época, se mantendrá en uso hasta el siglo II", explicó López.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios