David López. Director de Retroback

"El tiempo dirá si 'Avatar' alcanzará la posición mítica de 'Casablanca"

  • La apertura del Rick's Café en el bar Aliatar Hoy abre hoy el festival

-¿Qué tiene Casablanca que no tiene Avatar?

-Lo de Avatar es un fenómeno digno de estudio. No sé hasta qué punto es la revolución de la que se hablaba en su momento pero la respuesta del público en este primer acercamiento a la tecnología 3D es muy curiosa. Sin embargo, creo que lo que tiene el cine clásico es una aureola mítica que ya es difícil descubrir en el cine contemporáneo. Sigue haciéndose cine muy bueno, hay películas de autor estupendas, pero es cierto que esa leyenda del Hollywood clásico -y no sólo Hollywood sino también el cine europeo- no existe.

-Era otra forma de entender el cine...

-Ese star system de grandes actores que había antes no es como ahora. Eran pocas estrellas que destacaban mucho, sus romances se convertían en portadas de periódicos, y ahora parece que ese mundillo tan glamoroso se ha ido perdiendo. Eran otros tiempos, otra forma de entender la producción cinematográfica y esas grandes historias de rodaje, directores, productores y guionistas era muy especial. Esa magia del cine clásico se ha ido perdiendo. El caso de Casablanca es muy curioso porque no dejaba de ser una producción más de estudio y su estreno no tuvo demasiada repercusión. Con el paso de los años, por todo lo que la rodeó, ocupa ahora una posición mítica. No sólo la pareja Bogart-Bergman sino esas frases, esos diálogos emblemáticos, esas secuencias para la historia del cine... El tiempo dirá si una película como Avatar alcanzará la misma posición.

-La mayoría de los títulos de Retroback, digámoslo así, ya están de vuelta de todo... compitieron en su momento y fueron las mejores. ¿Qué nuevo jugo les saca el festival?

-Son en muchos casos películas que ya están en DVD o las ponen en televisión, pero ahora el público tiene la oportunidad de verlas en formato cine. Para alguien joven como yo, llama la atención el hecho de poder ver películas en cine y para los nostálgicos, verlas incluso en mejores condiciones que cuando las vieron en su momento, en versión original subtitulada. Yo soy un defensor acérrimo de la versión original. Si puedo evitar los doblajes lo hago. No es cine digital ni 3D pero el Retroback les devuelve el estatus de poder disfrutarlas tal y como se concibieron en su momento.

-El año pasado recuperaron el metraje completo de Una vela para el diablo, una película que había sufrido el recorte de la censura. ¿Qué joyas parecidas ofrece esta segunda edición?

-Este año las películas más complicadas han sido las de Sergio Leone, porque eran copias que no estaban ya en España. Son películas de las que incluso existía un vacío legal por el tema de los propietarios de los derechos pero tuvimos suerte de localizarlas en la Cinemateca de Roma con la que colaboramos en la pasada edición. (Se proyectarán de Leone El bueno, el feo y el malo; Agáchate maldito y Hasta que llegó su hora). También recuperamos el musical Grease. Un género que la gente nos pedía mucho. La copia, que viene de Inglaterra, se ha remasterizado totalmente nueva. Y también ha sido muy difícil el ciclo dirigido a los más cinéfilos de la Nueva ola y cine fantástico de la Antigua Checoslovaquia, ciclo que ha costado un año casi organizar con la Cinemateca nacional de la República Checa. Son copias prácticamente de museo, auténticas reliquias. Hay siempre anécdotas para conseguir los derechos de algunas copias pero esas han sido las que más trabajo han costado.

-Aquí no tendremos a Bogart pero sí tendremos...

-Tenemos a Stephen Bogart, el primer hijo que tuvieron Bogart y Bacall después de ese romance tan llamativo en los tabloides de la época. Ya desde el año pasado cuando se decidió que sería el protagonista dijo que sí, que le apetecía mucho venir. Lo tendremos en la gala de clausura que no sólo se centrará en Bogart sino sobre todo en Morricone con la Orquesta Ciudad de Granada. Y es cierto que al finalizar el concierto va a haber una sorpresa pero hasta ahí puedo leer.

-¿Fue imposible traer a Morricone?

-Contactamos con él y quería venir pero el problema fue primero su agenda y luego, una vez resuelto, su salud. Da ya muy pocos conciertos, creo recordar que el último fue hace año y pico. Ya es un hombre mayor. Lo que sí es cierto es que ya que no podía venir cedió a la organización del festival partituras que serán las que la OCG hará suyas durante la clausura del festival. En su ausencia permitió resolver el tema de los derechos de piezas de Hasta que llegó su hora, La misión y Cinema Paradiso.

-¿Siguen también con el homenaje a un director español?

-Sí, este año será Jorge Grau, siguiendo la estela del pasado año con Eugenio Martín porque es significativo recuperar a Bogart o Chaplin pero también, en colaboración con la Filmoteca Española, recuperar el cine español. Grau es un director que aunque se le recuerda especialmente y festivales como el de Sitges le han homenajeado por su vertiente fantástica, tiene otra vertiente de drama social relacionada con un movimiento que se llamó la Escuela de Barcelona en los años 60 con directores como Aranda o Gonzalo Suárez y va a ser un pequeño homenaje con una sola sesión de Una historia de amor.

-Habrá menos películas pero más pases.

-El año pasado era una programación muy densa y se solapaban las sesiones. Me lo comentaban mucho los estudiantes. Nuestra idea era reducir en unos quince o veinte títulos y reforzar el número de pases. De hecho de Casablanca y El halcón maltés habrá cuatro. Todas las películas tienen como mínimo dos pases. El año pasado nos pilló desprevenidos. No pensábamos que íbamos a tener una respuesta como la que tuvimos, y nos obligó en algunos casos como Desayuno con diamantes o Vacaciones en Roma a repetir las películas en una sesión matinal improvisada.

-Volviendo al principio, es obligado preguntarle por la candidatura a los Oscar de la película de Kandor 'La dama y la muerte'.

-Eso ha sido... De lo de Kandor me alegro muchísimo, además porque como director también del Jóvenes Realizadores el estreno se presentó en el marco del festival. Felicito a Javier (Recio) y Manuel Sicilia por el éxito absoluto de la animación española y por ende de Granada. Fue nuestra humilde aportación y ojalá que sirva de granito de arena para que Granada tenga un nombre en el ámbito internacional de la animación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios