El traslado a Madrid de los cuadros de José Guerrero costaría 40.000 euros

  • Continúan las conversaciones extraoficiales entre la familia del pintor y Diputación mientras Martínez Caler pedirá este sábado a la familia los detalles de fecha y hora para el traslado de la colección

"No estamos siendo capaces de llegar a un acuerdo". Un secreto a voces que ayer confesó el presidente de Diputación, Antonio Martínez Caler, durante el Pleno del organismo provincial. Con el convenio de comodato roto oficialmente con el burofax que la familia envió rompiendo las negociaciones, ambas partes continúan el tira y afloja de los últimos meses mediante mensajes SMS. Pero Caler confirmó que este sábado se pondrá en contacto con la familia para detallar los detalles de entrega de los cuadros, tal y como especifica el artículo 13 del convenio de comodato.

Es decir, un trámite burocrático. Pero el proceso de embalaje de las obras de arte necesita que el centro de la calle Oficios cierre sus puertas, con lo que no podrá ser antes del 12 de julio, fecha en la que concluye la exposición de David Lamelas que actualmente exhibe el museo, según confirmó ayer la diputada de Cultura, Asunción Pérez Cotarelo. Esta podría ser la nueva fecha de margen para las controvertidas negociaciones. Y de concretarse la salida de los cuadros, el embalaje y transporte a Madrid tendría un coste de 40.000 euros, el mejor precio de los consultados. Pero fuentes próximas a la familia aseguran que no hay fecha límite para las negociaciones y no existe prisa para llevarse la colección, una vez que el seguro que cubre las obras está vigente hasta finales de año, con lo que la prórroga del comodato no es una prioridad. Incluso la fecha del julio sería demasiado precipitada -aseguran- por la complejidad de redactar los estatutos de una fundación con la implicación del Ministerio de Cultura y la Junta de Andalucía. Eso en caso de llegar a un acuerdo final.

El PP reclamó en el Pleno que se pidiese la ampliación del comodato hasta el próximo 31 de diciembre, fecha que ya se barajó anteriormente por parte de Diputación pero que fue desestimada por los herederos de José Guerero, que impusieron el plazo de un mes como máximo.

Y si Antonio Martínez Caler afirmaba el lunes que Diputación estaba dispuesta a crear una Fundación Guerrero, ayer fue más lejos y dejó entrever la posibilidad de "aparcar" la recién creada Fundación de Arte Contemporáneo de Diputación y "dedicarnos" a la Fundación Guerrero. Como única condición, Martínez Caler subrayó que los herederos deben "ceder las obras a Diputación" para "asegurar" las inversiones en el centro. "A partir de ahí podemos aceptar cualquier petición de ellos siempre que no sean condiciones leoninas". Un discurso alejado de sus primeras declaraciones hace casi un mes. Y dejó una puerta abierta: "A lo mejor, los que dijeron que la decisión de romper con la familia ya estaba tomada deben retractarse".

En las últimas dos semanas las conversaciones con los herederos de Guerrero han sido por correo electrónico y mensajes de móvil y, en muchos casos, de madrugada para adaptarse al horario del hijo del artista, que reside en Estados Unidos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios