Un tribunal belga rechaza la prohibición del cómic de Hergé 'Tintín en el Congo'

  • Un congoleño había denunciado el tebeo por considerarlo "apología de la colonización"

Un tribunal belga rechazó ayer la prohibición del cómic Tintín en el Congo por su contenido supuestamente racista, al considerar infundada la demanda presentada por un ciudadano congolés, que reclamaba restricciones a la distribución de la obra. El Tribunal de Primera Instancia de Bruselas desestimó los argumentos presentados por Bienvenu Mbuto Mondondo, que consideraba que el célebre cómic de Hergé hacía "apología de la colonización" y constituía "un insulto para los negros". La sentencia descarta que el contenido de la obra pueda ser considerado como "racista" en el contexto de su época, y refleja "sentido común", según Alain Berenboom, el abogado de la parte demandada, la sociedad gestora de los derechos de Tintín, Moulinsart, y su editorial, Casterman.

"Una eventual condena habría sido un precedente extremadamente peligroso para la libertad de expresión", y habría supuesto la retirada de la obra en todas las bibliotecas del país, destacó el letrado. El principal argumento de la defensa fue que Tintín en el Congo refleja el pensamiento de su época, "que puede ser considerado como paternalista, más que como racista", según Berenboom. "El cómic no era racista en 1931 (cuando fue publicado por primera vez), aunque sí pueda serlo a la luz de la mentalidad actual", señaló el letrado. La sentencia del tribunal también descarta obligar a la editorial a introducir un "mensaje de advertencia" sobre el contenido de la obra, otra de las reclamaciones de Mondondo. La editorial "ya incluye textos sobre el contexto social e histórico" en algunas ediciones de la serie Las Aventuras de Tintín, según aclaró Berenboom.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios