El trovador Amancio Prada, un dj poético en el Teatro Alhambra

  • El cantautor ofrecerá la banda sonora que le ha acompañado durante estos años

Imaginen a un cantautor haciendo su propia sesión de música. Canciones basadas en la poesía, su música preferida. El resultado es una suerte de Dj poético que elige y ensambla temas para regocijo del público que le admira. Amancio Prada lo hará hoy en el Teatro Alhambra, dentro del ciclo La música contada, cuya novena edición arrancó el pasado mes de octubre en Málaga.

"Será una sorpresa para el espectador, pero también para mí", cuenta el respetado trovador, que acaba de aterrizar de París, donde ha recogido el Gran Premio del Repertorio de la Sociedad de Autores, Creadores y Editores de Música (SACEM) al artista extranjero por su disco Vida de Artista, un sentido tributo al cantante francés Leo Ferré.

Ya le cantó a San Juan de la Cruz en Cántico Espiritual, García Lorca en Sonetos del amor oscuro, García Calvo o Rosalía de Castro. "Ferré es uno de los grandes de la canción francesa. Me hubiera gustado estrechar sus manos pero pienso que cantándole, de alguna forma, estrecho su corazón".

Hoy en el Alhambra sonará esa emoción especial que Amancio Prada regala en cada actuación con Yo no maldigo mi suerte, Volverán las oscuras golondrinas, Suena en Moscú, El mío rosal... una elección por donde se confundirán la poesía de Sánchez Ferlosio -a quien admira por su "talento enorme y su prodigiosa personalidad"- o Antonio Molina con la música de Amancio Prada. Para el espectáculo, que ha titulado Canciones contadas, el músico ha preparado un guión, pero un guión que está abierto pues el espectador puede comunicarse con el artista.

"Hablaré de lo que me apetezca, de anécdotas curiosas que la gente disfruta tanto más cuando las cuento que cuando las canto. Recuerdos, confidencias, historias cómicas o, también, dramáticas", explica. "Hablaré, por ejemplo, de cómo surgió una canción y por qué".

Trovador antes que cantautor, lo prefiere porque el trovador desde sus orígenes le canta a la poesía. Un género que él no abandona.

Ahora, dice, lee las Coplas por la muerte de su padre, de Jorge Manrique, un autor al que "seguramente", dedicará su próximo disco.

La música contada es una iniciativa ideada por el periodista Héctor Márquez en el año 2000. En ella, personas unidas al mundo de la música por oficio (intérpretes y solistas, grupos o periodistas) o devoción (artistas y profesionales de distintos ámbitos) diseñan su propio discofórum, compuesto por sus canciones favoritas. Hacen partícipe al público de su banda sonora propia. Hasta la fecha, han pasado un total de 138 artistas por el ciclo, entre los que destacan Kiko Veneno, Bebo Valdés, Jon Sistiaga o Joaquín Sabina.

Este formato se ajustaba a Amancio Prada, que ha sabido combinar tan bien sus propias creaciones con la labor estética y pedagógica, de difusión de poetas clásicos y modernos. En los últimos años ha editado varios trabajos como disco-libros (Vida de artista, de 2007).

La biografía del artista está vinculada a la poesía. Desde que comenzara sus estudios en la Sorbona parisina hasta hoy, Prada no ha dejado de mostras sus grandes dotes interpretativas y dramáticas sobre los escenarios de todo el mundo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios