El último trazo de Caravaggio

  • La Rembrandthuis de Amsterdam exhibe el que ha sido calificado por los expertos como último cuadro pintado por el genio italiano (1571-1610) antes de morir, hace justo ahora cuatro siglos

Los amantes de la pintura del mundo entero pueden admirar en la Rembrandthuis de Amsterdam el que ha sido calificado por los expertos como último cuadro pintado por el genio italiano Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571-1610) antes de morir, hace justo ahora cuatro siglos.

La muestra, que ha inaugurado la Rembrandthuis de la ciudad de los canales, es una primicia a nivel internacional, avalada por un equipo de expertos en pintura barroca, según Leslie Schwartz, portavoz del museo amsterdamés.

Se trata de un lienzo proveniente de una colección privada que fue descubierto en 1976 -aunque su autoría no quedó clara en ese momento-, que representa a un Juan Bautista joven, en actitud de reposo, que mira, con gesto apacible, hacia el frente.

Una tenue luz baña la escena desde la izquierda del cuadro, de manera suave, provocando un intenso efecto de sombreado sobre el cuerpo, envuelto en una túnica roja y tendido a modo de escorzo, volcado sobre la derecha en un ambiente cargado de serenidad.

"Es, sin duda, una primicia mundial. Se desconocía que este cuadro fuera de Caravaggio, aunque se sospechaba que era de su taller. Para nosotros es un verdadero orgullo poder exponer esta maravilla ante los ojos del mundo", asegura Schwartz.

¿Qué sentido tiene exponer este último Caravaggio en un museo dedicado a Rembrandt Van Rijn (1606-1669)? Podría ser la primera pregunta que se formulen los amantes del arte. "Tiene mucha lógica", explica Schwartz, "Se suele hablar de Rembrandt como el heredero artístico principal de Caravaggio. El tratamiento que hacen ambos de la luz, su dramatismo, su insólito realismo en los trazos, les colocan a ambos como los dos mayores genios de la pintura barroca", agrega la portavoz. En efecto, resulta difícil no conmoverse admirando este 'Juan bautista', pintado pocos días antes del óbito de Caravaggio, hace justo 400 años, tras una vida difícil y no siempre recompensada por el éxito.

El artista italiano, explica la Rembrandthuis en su página web, combina en sus lienzos un sentido realista de la naturaleza humana, tanto desde el punto de vista físico como emocional, junto con un uso dramático de la luz. Su estilo tuvo una influencia directa en la escuela de pintura barroca europea. No han faltado los que cuestionaban la autoría del cuadro¡. No obstante, como suele ser habitual al hablar de "nuevos" lienzos de los grandes maestros del arte, no ha faltado quien ha intentado cuestionar la autenticidad del cuadro. Por ejemplo, una periodista del periódico holandés De Volkskrant titulaba en un artículo: "No tiene, a la fuerza, que ser un verdadero Caravaggio".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios