Lo que une a Bollywood con Gran Bretaña

  • 'Slumdog Millionaire', la nueva "joya de la corona" de Danny Boyle

El director de Trainspotting, Danny Boyle, se traslada a la India y cuenta con la estrella de Bollywood Anil Kapoor para crear "la joya de la corona" del cine británico de 2008, Slumdog Millionaire, un cuento crudo pero amable sobre la polarizada sociedad india que apunta hacia el Oscar.

Con el premio del público en Toronto, cuatro candidaturas a los Globos de Oro -mejor película, director, guión y música- y tres premios British Independent, Slumdog Millionaire llegó a Dubai representada por Kapoor, que encarna al presentador de la versión india del Quiere ser millonario y ejerce de detonante del conflicto de clases en la cinta.

"Este concurso, que parte de una idea británica, se ha convertido, con su tono dramático y su reto intelectual, en todo un símbolo del progreso de nuestro país que ha motivado a la gente a soñar", explicó Kapoor.

Así, la película se bifurca entre la llegada al estrellato de Jamal, un joven de 18 años de casta ínfima que gana el concurso, y el interrogatorio al que le somete la Policía, convencida de que tras su victoria sólo puede existir una estafa.

Boyle, que ha dirigido la película con la ayuda de Loveleen Tandan, usa una fórmula narrativa tan sencilla como efectiva: un flash-back por cada pregunta lanzada en el concurso para mostrar cómo el joven indio, en sus pasajes más trágicos o en sus puntuales contactos con las clases altas, se topó con los conocimientos que le dieron la gloria.

Slumdog Millionaire -que se estrenará en España a principios de 2009- suma el pulso social del cine independiente británico el nervio, el color e incluso los números musicales del cine indio, sin dejar de incluir en su combinación ganadora alguna concesión sentimental de cariz más hollywoodiense.

"Mi hijo fue el que leyó el guión y me dijo que iba a ser algo muy importante. Pero nadie quería la película y estuvo a punto de estrenarse directamente en DVD. Como en los cuentos de hadas, al final el estudio Fox pensó que se podía hacer algo con ella", explicó Kapoor.

Efectivamente, a pesar de ser una estrella en su país, el actor indio no era para el público occidental un reclamo suficiente para vender el filme.

"He vuelto a vivir lo que es ser un novato anónimo", confesó el actor, que ha intervenido en más de cien películas, entre ellas el gran éxito" local Mr. India (1987), pero que también apuesta por el cine independiente de su país.

"El cine es para India lo que para Europa el fútbol. Una religión", aseguró este actor y productor, hijo, hermano, cuñado y padre de cineastas, que espera que el mundo descubra el cine indio más allá de las super producciones musicales.

Slumdog Millionaire supone para él "un pequeño paso" hacia la cooperación entre la industria de Bollywood -asentada en Bombay y que produce más de 1.000 películas al año- y el cine occidental, bien sea Hollywood o Europa.

"Podemos trabajar juntos porque no somos tan diferentes y el cine no entiende de lenguas. No me importaría actuar en Estados Unidos si me gusta el papel y tengo que reconocer que la primera mujer que me impresionó en el cine fue Sophia Loren", aseguró.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios