El universo revuelto de Alejandro

  • Temas de Hoy reúne en '40 vueltas al sol' las letras, fotografías y dibujos del cantante, que presentará su disco 'Paraíso Express' el 28 de mayo en el Coliseo Ciudad de Atarfe

Letras, fotografías, dibujos giran, giran y giran en un universo rojo. El universo de Alejandro Sanz. Letras, fotografías, dibujos dan 40 vueltas al sol de la creatividad del intérprete y compositor. El cancionero es amplio, 326 páginas nada menos, y cuidado, y teñido de colorado. Una tinta roja como la sangre que se cuela entre las creaciones del artista. Amontonadas, revueltas. El cancionero 40 vueltas al sol huele bien. Huele a nuevo y a viejo. Es una caja de recuerdos disfrazada de caja de bombones (por lo rojo y por lo elegante). 40 vueltas al sol, la compilación en forma de libro de la carrera discográfica del madrileño con alma de gaditano, ya está en todas las tiendas. A disposición del fan más exigente. Con sus letras, fotografías y dibujos como satélites de un mismo planeta, revuelto, el de Alejandro Sanz.

Con esta nueva obra, Temas de Hoy sigue su exitosa lista de cancioneros, entre los que se encuentran los de Joan Manuel Serrat , Luis Eduardo Aute, Víctor Manuel, Joaquín Sabina (que la editorial reeditará en breve con motivo del lanzamiento de Vinagre y rosas), Manolo García y Silvio Rodríguez.

Por ello, 40 vueltas al sol aplica la misma fórmula: un álbum musical donde se incluyen todas las letras creadas por el artista pero completadas con anotaciones personales, dibujos y fotografías realizadas por el mismo protagonista. Un revoltijo caracterizado por una edición mimada y elegante.

Desde Viviendo deprisa al más reciente Paraíso express pasando por Si tú me miras, Alejandro Sanz 3, Más, El alma al aire, MTV Unplugged, No es lo mismo, El tren de los momentos e incluso las dos canciones nuevas que incluyó en los Grandes éxitos 91-04. El cancionero no deja letra suelta. Así, en un primer bloque titulado, de nuevo, 40 vueltas al sol y que cuenta con un prólogo del músico Juan Luis Guerra y con una introducción del propio Sanz, el cantante reúne cada verso que ha jalonado su vida profesional. Su universo: "De la primera canción a la última hay un universo entero, imperfecto y glorioso, sorprendente y zalamero, ingenuo e iluso pero siempre verdadero", como dice el artista en la introducción justo antes de reconocer que "sin embargo, después de todo" sigue sin sentirse "lleno..."

Como una manera de colmar el vacío, el cancionero se completa con 40 vueltas... De la Luna, un apartado que se inaugura con un trozo de poema manuscrito que dedica a "Cai de rejas y macetas y puertas de tierra". Letra intuida en un cuaderno de anillas dejado de caer en un sillón rojo. Así empieza un segundo gran bloque que se divide en 40 vueltas acompañado y 40 vueltas desconocidas. En los primeros giros encontramos las canciones que Alejandro Sanz elabora para otros. Para María Vargas, Alba Molina, Lole, Malú, Las Chamorro, Divine, Ricky Martin, Adolfo Canela, Julio Iglesias, Alexandre Pires, Pastora Soler y, cómo no, para Niña Pastori, con Cai, entre otros temas, que también se acompaña de anotaciones al margen. "Cai es la patria que yo quise tener por cuna...", arranca el párrafo manuscrito.

El cancionero concluye con 40 vueltas desconocidas y con tres letras inéditas, Brevedad de canción, La marquesa y Mi sombra quiso ser luna, entre otras rarezas que cierran, nuevamente, sus palabras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios