Cómo usar Al-Ándalus con fines políticos

  • Halliday: "El pasado es un diccionario que utilizamos para nuestros intereses"

Comentarios 2

"El pasado de los países es una agenda política que utilizamos según nos interesa", afirmó ayer el catedrático de Relaciones Internacionales de la London School of Economics Fred Halliday, uno de los grandes expertos en el mundo islámico de hoy. "El pasado es un diccionario que utilizamos a nuestro antojo", incidió. Halliday hacía referencia a cómo unos y otros manejan el mito de Al-Ándalus con diferentes intereses políticos y cómo en determinados sectores del extremismo musulmán se reivindica su "reconquista" para satisfacer unas "necesidades nacionalistas y populistas". "Al 99,99% de los musulmanes no les intersa en absoluto la reconquista de Al-Ándalus. Cuando vienen a España se sienten orgullosos, pero no agresivos".

Halliday intervino en el encuentro España y Oriente Medio ¿una relación especial o un mito? junto a la periodista de la BBC Marianne Hens. El catedrático, autor del libro 100 mitos sobre el Oriente Medio, dijo que casi todos los países europeos creen tener especiales relaciones con Oriente Medio. "Hace unos meses, en Grecia, un ministro dijo que Grecia era el puente entre Europa y el mundo islámico. Lo mismo podría decir un español, o un británico, o un italiano, o un ruso. Todos apelan a una relaciones en el pasado. El pasado es una herencia, un diccionario que podemos utilizar para lo que queramos".

"El debate en España sobre la herencia árabe empezó en el siglo XIX entre nacionalistas católicos", que apelaban a la cristiandad del país, "y los liberales moderados", que veían en Al-Ándalus una manera de vivir con más libertad y concordia.

Ahora Al-Andalus es una reivindicación de Al-Qaida. "Pero Al-Qaida lo utiliza sólo por intereses específicos. Quieren hacer propaganda entre su propia gente. Ellos no pretenden reconquistar Al-Ándalus como ETA tampoco pretende reconquistar Madrid poniendo bombas. Utilizan ese pasado como una agenda política". "No podemos ser presos del pasado", señaló.

Con respecto a las relaciones de Europa y Oriente Medio en la actualidad, Fred Halliday fue tajante: "El 99% de la política europea es puro humo, no sirve para nada. Decimos a los israelís que no construyan un muro, y lo construyen. Decimos a los palestinos que no voten a Hamas y lo votan". No obstante, el catedrático veía posibilidades para el futuro. "Habría que moverse en cuatro puntos", dijo. "El primero, la entrada de Turquía en la Unión Europea, que promovería la paz y el entendimiento. El segundo, el apoyo a los derechos humanos de los palestinos sin caer en la demagogia anti-israelí. El tercero, asumir responsabilides sobre Sudán y el cuarto, responsabilidaden la creación de un Estado en Afganistán, algo que creo que va a fracasar".

Halliday lanzó una interesante observación. "¿Por qué cayó el comunismo en los países del Este? Simplemente porque la gente de los países del Este veía que Europa tenía éxito con su modelo. Fue Europa la que ganó la Guerra Fría, no Estados Unidos. Cuando ciudadanos de países árabes vean en Europa que no existe tanta corrupción como en sus países, querrán un modelo parecido. Nosotros no podemos hacer más, sólo ser ejemplo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios