Jordi Sánchez. Cantante de OBK

"La vida son constantes cambios y hay que saber adaptarse a ellos"

  • El grupo, uno de los más determinantes de la década de los 90, hace escala el sábado en la sala Fórum con la presentación de 'Revolución'

-¿Qué podrán ver los asistentes a este concierto?

-Que vengan al concierto y lo verán. Habrá de todo, canciones nuevas y éxitos.

-Este nuevo proyecto discográfico está compuesto íntegramente por usted, guardando y respetando ese sonido OBK que ha hecho famoso al grupo. ¿Qué tal la experiencia de enfrentarse en solitario a un nuevo CD?

-Para mí es una etapa nueva, pero no totalmente nueva. Es un disco, como todos los que he hecho, y en el proyecto de lo que se trata es de hacer canciones e intentar que esas canciones me emocionen a mí, para luego poder transmitirlas. Está claro que la marcha de Miguel ha hecho que yo tenga que encargarme del tema letras al completo, y esa ha sido quizás la parte más novedosa para mí. La verdad es que mi manera de trabajar siempre ha sido así, primero la música, luego la letra... ese proceso no ha variado en este disco.

-A pesar de que Revolución tiene un sonido pop-dance, contrasta con la mayoría de los temas, que guardan unas letras alejadas de la positividad. Sigue manteniendo esta peculiaridad...

-Nunca hemos sido un grupo de letras alegres. Yo creo que en ese sentido, tanto Miguel como yo éramos muy compatibles, no siempre nos ha atraído el tema del desamor, del dolor... Ese es realmente un poco el caldo de cultivo para nuestras creaciones. La marca de la casa. Expresar nuestros sentimientos, nuestros miedos, nuestras dudas... siempre es lo mismo. Es realmente dejarte llevar. Las cosas vienen y las cuentas a tu manera. Así nacen las canciones.

-En el primer single de presentación, Revolución, nombre que también recibe este disco, hace una crítica a la situación actual, a los políticos. ¿Cree que es ya el momento de llevar a cabo esa revolución?

-Sí, siempre es bueno pensar eso. Cada día hay que pensar que podemos tener un mundo mejor. Es difícil, es una especie de utopía, pero yo creo que soñar con un mundo mejor nos hace mejores personas. Durante el proceso de creación esa palabra me rondaba mucho por la cabeza y ha dado pie al single y al título del álbum. No es a nivel político, que sí lo es, es a nivel personal, a nivel de muchas cosas... Realmente la vida es muy bonita y cuando las cosas te agobian o tal, pues revolución no deja de significar un cambio. La vida son constantes cambios y hay que saber adaptarse a ellos. No le di tantas vueltas, no soy tan profundo. Hago las cosas porque me gustan en ese momento y las siento.

-En el último párrafo del libreto de este CD le agradece a los fans ese apoyo incondicional que han tenido a lo largo de los años. ¿Sin su ayuda nada de esto hubiera sido posible?

-Sin duda. Sin ellos OBK no hubiera existido. Eso lo tengo muy claro. Todo esto que hablamos de canciones tiene una finalidad, y es que llegue a la gente, mientras a más gente llegue, para mi mucho mejor. Porque me aportaría mucho más trabajo, yo soy una persona que tengo muchas ganas de trabajar en este trabajo tan maravilloso que me ha dado la vida y mientras más seamos, pues mejor para todos. Hemos hecho todo lo mejor que hemos podido para mantener a esos fans que llevan más de 20 años siguiendo nuestros proyectos, gente que se ha enganchado hace dos discos... Es trabajar duro, cuidar las cosas, y que la gente que se acerque al mundo OBK no se sienta defraudada.

-Revolución es el primer disco de la formación tras la marcha de Miguel Ángel Arjona. ¿Éste era el proyecto que quería publicar desde el principio o ha ido evolucionando hasta el resultado final?

-Para nada. Me he dejado llevar, una vez más. Como siempre hago, me dejo llevar por las cosas que me gustan, por las cosas que he visto, por las cosas que he sentido... Está claro que hay que empezar y empiezas a modelar una canción y esa canción te va dando energía para afrontar la siguiente, y así te das cuenta que has hecho 12 y buscando siempre que sean diferente entre sí, pero manteniendo la esencia. Es un proceso que no profundizo tanto, pero me dejo llevar. Lo hago como siempre he hecho las cosas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios