La vida inesperada de un Nobel

  • Aitana Sánchez Gijón interpreta en el Teatro Español a 'La Chunga', de Mario Vargas Llosa, que inaugura un ciclo sobre el autor peruano

Mario Vargas Llosa eligió su "oficio" pensando que toda la vida sería "un marginal" pero se convirtió en "un personaje", algo tan inesperado, dice, como la "vida propia" que ha adquirido su Chunga, la obra que inaugura, protagonizada por Aitana Sánchez Gijón, el ciclo que España dedica a su teatro.

El sitio será el Teatro Español, que programará el resto de su dramaturgia, es decir, Kathie y el hipopótamo, que dirigirá Magüi Mira en noviembre, La señorita de Tacna, El loco de los balcones, A orillas del Támesis y Ojos bonitos, cuadros feos.

El ciclo, que se abre hoy con el estreno de La Chunga, se cerrará dentro de unos dos años con una nueva obra del nobel peruano, para la que ya tiene "tema" aunque aún no la ha empezado a escribir, adelanta el director de Artes Escénicas del Ayuntamiento de Madrid, Natalio Grueso.

El autor de Pantaleón y las visitadoras creó a la Chunga para su relato corto La casa verde, con ella de niña, pero el personaje se le quedó en la memoria "protestando por no haber explotado todas sus posibilidades" y así fue como se transformó en obra de teatro que, desde su estreno en 1986, se ha representado en más de 20 países.

No obstante, reconoce a un grupo de periodistas, nunca pensó que adquiriría "semejante" vida, como tampoco él imaginó de sí mismo que se convertiría en "un personaje". "Cuando yo empecé, ser un escritor peruano era elegir una vocación que le condenaba a uno a lo marginal porque, en aquel entonces, en mi país no había ninguna editorial. A partir de los sesenta se rompieron las fronteras y la literatura vivió oportunidades impensables. Mi suerte ha sido vivir esa transición".

Vargas Llosa, que tuvo como primera vocación el teatro, pero "eso era -afirma- condenarse a no ver nunca una obrita" suya representada, cree que el drama es "como la novela, una ficción, una realidad inventada con palabras, más intensa que extensa" en el que es obligado hacer un texto bueno, porque las medias tintas no caben.

Ante una veintena de cámaras, y flanqueado por el director del montaje, Joan Ollé, los protagonistas, Aitana Sánchez Gijón, Irene Escolar y Asier Etxeandía, además de Natalio Grueso, el Nobel confesó que jamás imaginó que La Chunga, que se estrena en el Español, fuera su "admirada Aitana". "Francamente, cuando me dijo 'me gusta la Chunga' se me pusieron los pelos de punta. La admiro muchísimo y dije: 'el único que no puede hacer es ese papel porque es demasiado guapa, elegante, culta y refinada para alguien elemental, primitivo y más bien bárbaro'. Me equivoqué totalmente", reconoce el autor.

Sánchez Gijón, diceel peruano, ha hecho "una recreación absolutamente admirable y le ha dado todo el primitivismo, casi animal...una transformación realmente extraordinaria".

Además, Ollé, dice el autor, ha enriquecido "enormemente" el texto, que en España solo se vio en 1987, con Nati Mistral, Emma Suárez y Pepe Sancho, añadiendo "pequeños detalles", reduciendo al mínimo "el color local, lo pintoresco desde el punto de vista europeo, centrándose en lo existencial, en la lucha darwiniana de supervivencia del más fuerte".

Se ha respetado el "exotismo" del "contexto sudamericano" y el lenguaje local, pero, apunta "conmovido" por este montaje lleno de "poesía profunda" que contrarresta "lo negativo y repelente" de una historia de "prostitución entre mujeres", "la problemática es más bien existencial, valida para cualquier sociedad actual".

Admite que al ver "puesto en vertical" lo que nació "en horizontal" se ha llevado siempre "sorpresas", "a veces no gratas" pero otras, como ahora, "gratísimas".

"Me atrevo a asegurar que entre todas las versiones no hay ninguna que remotamente se compare en originalidad y delicadeza sin restar ferocidad a la historia básica. Estoy muy agradecido a todos porque me han dado una de las grandes alegrías como escritor de teatro. Me han levantado el corazón", reconoce.

En su nueva novela, El héroe discreto, cuya fecha de publicación en España y América Latina, el 12 de septiembre, se ha anunciaó ayer en Madrid, Vargas Llosa vuelve al Perú actual y la mitad de la acción transcurre en Piura, donde se desarrollaLa Chunga.

"Los temas de ambas se tocan, tienen que ver con el individuo rodeado de una maraña social donde encuentra oportunidades y también marginación, fracaso, prejuicios y machismo", detalla.

La actriz protagonista, que recuerda que su "menage a trois" con Ollé y Vargas Llosa comenzó hace siete años con La verdad de las mentiras, revela que cuando leyó La Chunga sintió "un flechazo" a pesar de que no sabe si se ha metido "en un berenjenal". Ha preparado su personaje leyendo La casa verde, donde nacen la Chunga y el grupo de los "incontestables", a los que, según Vargas Llosa, Ollé ha convertido "en un solo cuerpo que danza al unísono",y "siendo un lienzo en blanco" para convertirse en "un cactus del arenal piurano", cruel, agresiva y "sin edad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios