La voz de la copla popular

  • El cantaor granadino Juan Pinilla estrena esta noche su tercer disco, en el que lleva al flamenco canciones como 'Ay, Carmela!' o 'Anda Jaleo' que el escritor Gerald Brenan recopiló durante sus viajes por Españal Juan Pinilla estrena su disco La copla popular en Gerald Brenan esta noche en el Teatro Alhambra a las 21:00 horas. Entrada: 8 euros.

Fue un inglés, el escritor e hispanista Gerald Brenan, quien dedicó buena parte de su vida a recorrer España para recopilar su voz más auténtica, aquella que se cantaba a través de las coplas que iban pasando de generación en generación. Años después, el catedrático Antonio José López hizo realidad el sueño de Brenan y reunió en el libro La copla popular española todo el material inédito que el británico había conservado y que estaba compuesto por miles de canciones. Pero como la copla sin música es menos copla, el cantaor granadino Juan Pinilla presta ahora su voz para llevar esas canciones al flamenco y devolverlas así a la vida.

El cantaor estrena esta noche en el escenario del Teatro Alhambra su tercer álbum, La copla popular en Gerald Brenan (Atrapa Sueños, 2012); un disco en el que tienen cabida canciones como ¡Ay, Carmela!, Anda Jaleo o El Café de Chinitas, adaptadas todas ellas a distintos palos flamencos.

"Brenan reunió miles de coplas, así que el proceso de selección de las que iban a formar parte del disco fue lo más duro. He intentado elegir las que me parecen más bellas y respetando también los distintos temas que aparecen en ellas. Hay coplas de celos, de amor, de desengaños... Resulta curioso, pero lo que hace que la copla sea tan grandiosa para que todos los poetas quisieran hundir ahí sus raíces es que nunca pasa de moda. A no ser que trate temas muy concretos de aspectos sociales, en cuestiones amorosas, sentimentales e incluso políticas seguimos igual que hace cien o doscientos años. Ha cambiado la forma pero no el contenido", explica el cantaor.

Pinilla valora la "tremenda fascinación" que tenía que tener un escritor como Gerald Brenan para embarcarse en un proyecto tan intenso sobre la copla popular de este país, algo que no había hecho con anterioridad ningún estudioso español. "Brenan debía estar tremendamente enamorado de España, de su cultura y de su gente. Nadie había hecho tan ingente obra como él", asegura Pinilla, quien cree que eso sirvió a los cantaores como él para "engrandecer aún más si cabe las coplas populares que de por sí han acompañado siempre al cante flamenco e introducirlas en los ritmos sonoros de las seguiriyas, las bulerías o los fandangos".

La copla popular en Gerald Brenan permite escuchar, entre otras, una particularísima adaptación del ¡Ay, Carmela! por rumbas o una versión de El Café de Chinitas con una instrumentalización a cargo de la Orquesta Primera de Mayo. El proceso, según el cantaor, ha sido bastante fácil: "El mundo del flamenco está hecho para la copla popular, se adapta muy bien a su métrica. Lo complicado viene después, que tienes que elaborar la canción, entender la letra, creértela y saber expresarla".

Entre esas letras hay algunas "muy granadinas" y que consiguen resumir a la perfección en apenas unos versos la historia de esta ciudad, como sucede en "Alerta, alerta morito/ centinela del Serrallo,/ que ya vienen por la Vega/ los cristianos a caballo".

Para este disco, financiado íntegramente por el Ayuntamiento de Yegen, Pinilla se ha rodeado de las guitarras del maestro Francisco Manuel Díaz, del jovencísimo David Caro y de Álvaro Pérez 'El Martinete'; de Javier Rabadán a la percusión y de Iván Centenillo a los coros. Aunque si alguna de esas colaboraciones se antoja especial es la de otro Juan Pinilla, el padre del cantaor, que por primera vez subirá con él a un escenario. "Él cantaba muy bien de joven y ahora también lo sigue haciendo, aunque con una voz más madura, por supuesto. Con él he grabado Mano a mano por fandangos y estoy muy contento con el resultado", señala Pinilla hijo.

Tras el concierto de esta noche al cantaor le espera una gira de locos con este disco y su predecesor, Voces que nunca callaron, y que tendrá paradas hasta en Bulgaria y el Kurdistán iraní.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios