De vuelta al cole con la guitarra por mochila

  • Niños Mutantes enseña los secretos del rock a los más pequeños en un concierto didáctico organizado por Granada en Off

Comentarios 1

Para muchos era la primera vez que veían tan de cerca una guitarra eléctrica, aunque ninguno dudó en ofrecerse voluntario para que se la colgaran por un rato y sentir en su pequeño cuerpo el peso de ser toda una estrella del rock.

Los alumnos del colegio público José Hurtado del Realejo al completo disfrutaron ayer del concierto que la banda Niños Mutantes ofreció dentro del ciclo didáctico Granada en On/De bolo al Cole que organiza la asociación Granada en Off; una oportunidad de conocer de primera mano y en directo algunos secretos de la música y de aprender un poco cómo se construye todo el mundo que hay detrás de un concierto.

"Ha sido una experiencia fantástica y creo que los niños se lo han pasado al menos tan bien como nosotros", contaba Juan Alberto Martínez, cantante de Niños Mutantes, después de su particular concierto.

Los alumnos de Primaria fueron los primeros en llegar al gimnasio del colegio, convertido en un escenario de lujo para la ocasión. Allí, la banda explicó a los niños todos los pasos que hay que seguir para poder dar un concierto, desde el montaje de los instrumentos hasta la prueba de sonido. ¿La sorpresa más agradable? "Posiblemente que había muchos que sabían bastante del tema y que se notaba que no era el primer concierto que veían", dice Martínez. Y es que el relevo generacional de músicos en esta ciudad parece más que asegurado...

Cuando los más pequeños del colegio se sumaron a la fiesta, Niños Mutantes ofrecieron posiblemente una de las actuaciones más peculiares de su carrera. Se habían llevado unas baquetas más suaves y los amplificadores distaban mucho de estar a su máxima potencia, aunque los más pequeños seguían "con cara de susto" por culpa del volumen. Cosas del rock... que también para él hay que educar los oídos...

No obstante, todos quisieron estar en las primeras filas para escuchar de cerca canciones como Errante o No puedo más contigo, incluso junto a algunos de los temas inéditos que formarán parte del nuevo álbum que la banda ya está grabando.

Al final del concierto se produjo "la mayor avalancha al escenario que nunca ha tenido la banda". Entre los principales objetivos estaba tocar de cerca los instrumentos y, aunque llevar colgada una guitarra es algo demasiado tentador tengas la edad que tengas, la batería -junto con la posibilidad de aporrear sin parar los bombos- es siempre la preferida.

Juan Alberto Martínez se llevó buena parte de los piropos, ya que muchos niños se acercaron al final de la actuación para decirle lo bien que canta. "Creo que ha sido la vez que más ilusión me ha hecho que alguien me lo diga", confesaba el cantante, quien también tuvo que responder a alguna que otra pregunta incómoda. Y es que con un nombre como Niños Mutantes, estaba claro cuál iba a ser la principal duda de los pequeños, que no se sabe muy bien cómo se darían por respondidos acerca del origen de las mutaciones.

La actuación de Niños Mutantes ha sido la primera de este ciclo con el que Granada en Off, en colaboración con la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía, pretende acercar la música en directo y sus entresijos a los más jóvenes y mostrárselo como una seña de identidad de Granada.

Así, varios artistas y grupos de la ciudad representantes de diferentes estilos musicales seguirán llevando en los próximos meses sus canciones, sus anécdotas y sus recuerdos referentes a la música a los centros escolares que lo soliciten (en el correo electrónico produccion@granadaenoff.com o en la web de la asociación www.granadaenoff.com), que nunca es demasiado pronto para aprender a disfrutar de la música.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios